Martes, 8 de Abril de 2008

Los gitanos españoles, cada vez más integrados

El 65,7% de las personas de etnia gitana se relaciona con payos y gitanos por igual, y la mayor parte (el 79,2%) dice "conocer a payos a los que considera amigos íntimos", según un estudio del CIS

EP ·08/04/2008 - 11:02h

El 65,7% de las personas de etnia gitana se relaciona con payos y gitanos por igual, y la mayor parte (el 79,2%) dice "conocer a payos a los que considera amigos íntimos", según la encuesta sociológica a hogares de la población gitana elaborada por el CIS, que se presentará próximamente en rueda de prensa. Hoy se celebra el Día Mundial del Pueblo Gitano, una jornada instituida por Naciones Unidas para reivindicar los derechos de esta etnia y luchar contra su discriminación.

El trabajo del CIS, que será presentado próximamente en rueda de prensa, se ha realizado a partir de 1.609 entrevistas en barrios y poblados de todas las comunidades autónomas a excepción de Islas Canarias, Ceuta y Melilla. Así, recoge las principales preocupaciones de un colectivo que señala el paro (en un 38,1 por ciento de los casos), la discriminación (23,6 por ciento) y el racismo (23 por ciento) como los peores problemas a los que se enfrenta el conjunto de la etnia.

El estudio del CIS revela que más de la mitad de la población gitana (55,2 por ciento) "ha recibido un trato peor o se ha sentido discriminado por el hecho de ser gitano" a la hora de ir a pedir un trabajo. El 42,6 por ciento atravesó esta situación "al acceder a algún servicio o local público" y el 33,6 por ciento tuvo que enfrentarse a ello al para alquilar una vivienda.

Asimismo, el 33,1 por ciento de los entrevistados afirmó haber sufrido discriminación en tiendas y grandes almacenes, y algo más de la cuarta parte (25,9 por ciento) señaló diferencias de trato "en servicios relacionados con la Policía", mientras el 20,3 por ciento indicó que tuvo este problema en el ámbito de la educación.

Igualdad y matrimonio

En cuanto al resto de indicadores que aborda el estudio, describe al gitano como una persona para quien lo más importante es la salud (92,7 por ciento) seguida de la familia (90,4 por ciento) y el trabajo (73,1 por ciento). Además, son personas religiosas: el 40 por ciento del colectivo es católico y el 49 por ciento de otra religión, generalmente el protestantismo (el 87,1 por ciento de los no católicos). Por otro lado, el 26,6 por ciento de los gitanos está casado sólo por el rito de su cultura.

Sin embargo, mayoritariamente no participan en asociaciones religiosas, como tampoco se involucran en partidos políticos (97,6 por ciento de respuestas negativas), ni en sindicatos (97,3 por ciento) o asociaciones de vecinos (94,9 por ciento), clubes deportivos (95,4 por ciento) y asociaciones gitanas (82,8 por ciento).

Se trata también de personas que creen que una joven soltera o una mujer casada "deberían trabajar fuera de casa si lo desean" (88,3 por ciento y 83 por ciento de las respuestas, respectivamente), que se han de compartir en igualdad dentro de la pareja las decisiones domésticas (el 79,1 por ciento opina así) y las relativas a la educación de los hijos (91,9 por ciento de contestaciones afirmativas).

Trabajo y hogar

En virtud del estudio del CIS, los gitanos trabajan en su mayoría a tiempo completo (75,6 por ciento de los entrevistados), entre 21 y 40 horas semanales (47,5 por ciento), desempeñando trabajos eventuales (48,9 por ciento) para empresas privadas (83,5 por ciento), en la mayor parte de los casos dedicadas al comercio, la farmacia y todo tipo de reparaciones (34,7 por ciento).

Generalmente (87,3 por ciento de los hogares), no pueden permitirse vacaciones pagadas fuera de casa una semana al año, un 80,5% del colectivo no tiene teléfono fijo (un 79,2 por ciento tiene móvil) y el 87,3 por ciento carece de ordenador personal.

El 49,3% vive en casas en propiedad mientras el 33,8 por ciento está de alquiler. En estos casos, el 80% de los hogares pagan una renta inferior al precio de mercado, el mismo porcentaje de personas que afirmaron vivir en régimen de protección oficial.