Martes, 8 de Abril de 2008

El presidente del comité de Londres llama "matones" a los chinos que escoltan la antorcha

EFE ·08/04/2008 - 08:19h

EFE - La ex nadadora francesa Christine Caron, última relevista de la antorcha olímpica, prende la llama en el estadio Charlety de París. China condenó hoy las "despreciables" interrupciones en el relevo de la antorcha olímpica en Londres y París, llevadas a cabo, según dijo, "por los secesionistas tibetanos".

Sebastian Coe, presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Londres (2012), calificó de "matones" a los guardias de seguridad chinos que escoltaron a la antorcha olímpica a su paso por Londres.

Los organizadores deberían "desembarazarse de esos tipos", que, dijo, "trataron de apartarme a empujones tres veces".

"Son horribles. No hablaban inglés... Creo que eran unos matones", se quejó Coe, según informa hoy el diario "The Guardian".

La cobertura informativa de las violentas manifestaciones de protesta contra la violación china de los derechos humanos en el Tíbet en Londres y París ha sido un desastre de relaciones públicas para el Gobierno de Pekín.

Según fuentes olímpicas citadas por el periódico, el Comité Olímpico Internacional podría abandonar sus planes para repetir la experiencia de los relevos en la antorcha olímpica con vistas a los próximos juegos, que se celebrarán en Londres en el 2012.

Durante el paso de la antorcha por Londres, la Policía Metropolitana efectuó un total de 37 detenciones.