Martes, 8 de Abril de 2008

El presidente del Banco Mundial advierte que los precios de los alimentos seguirán altos

Robert Zoellick, pronosticó hoy que los precios de los alimentos seguirán altos este año y el próximo debido a factores como los cambios en la dieta o las recientes sequías en distintas partes del mundo

EFE ·08/04/2008 - 02:48h

EFE - Los precios de los alimentos básicos se han encarecido un 80% desde el 2005 y amenazan con desestabilizar a distintos países en África, Asia y América Latina, según el Banco Mundial.

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, pronosticó hoy que los precios de los alimentos seguirán altos este año y el próximo debido a factores como los cambios en la dieta o las recientes sequías en distintas partes del mundo.

El elevado precio de los alimentos básicos y la energía será uno de los temas centrales de la reunión de primavera del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que se realizará el próximo fin de semana en Washington.

Ese encarecimiento de los precios plantea un serio problema para algunos de los países más pobres del planeta, muchos de ellos africanos, que han visto dispararse el costo de algunos productos básicos como el trigo y el arroz.

Zoellick mencionó hoy en rueda de prensa que la situación es producto de varios factores, como el mayor énfasis en la producción de biocombustibles, que ha reducido el espacio de tierra que se destina al cultivo de otros alimentos.

"Al mismo tiempo uno se encuentra con que las existencias mundiales de alimentos son bastante bajas", destacó el titular del BM, quien indicó que no hay mucho margen para aumentar los niveles de producción, lo que explica que la tendencia de los precios sea alcista.

Esa situación hizo que los países del Grupo de los Ocho (el G-7 más Rusia) instaran el fin de semana pasado a una acción global concertada para hacer frente a la crisis.

"Los incrementos en los precios de los alimentos causan serios problemas para el desarrollo, sobre todo en África, y compartimos la opinión de que la comunidad internacional necesita abordar esa situación", dijo el ministro de Asuntos Exteriores japonés, Masahiko Komura, en rueda de prensa durante el fin de semana.

Los precios de los alimentos básicos se han encarecido un 80 por ciento desde el 2005 y amenazan con desestabilizar a distintos países en África, Asia y América Latina, según el Banco Mundial.

El propio Zoellick recordó la semana pasada que el programa alimenticio de Naciones Unidas necesita al menos 500 millones de dólares de suministros alimenticios adicionales para responder a situaciones de emergencia.