Martes, 8 de Abril de 2008

Cine casero fuera del desván

No está todo perdido para el Súper 8 o el 16 mm // Lili Films  recupera el cine doméstico y lo reinventa

ELENA DUQUE ·08/04/2008 - 08:18h

Durante décadas, cuando el celuloide aún seguía reinando, miles y miles de pequeñas cámaras de 8mm y Súper 8 filmaban anónimamente escenas familiares y vacaciones sin otra pretensión que la de preservar momentos efímeros. Al calor del clic-clac de los motores de las cámaras, los aficionados rodaron millones de metros de película, que al llegar el vídeo empezaron a ser arrinconados, cogiendo polvo en desvanes y armarios empotrados. Hasta que los gallegos Ángel Rueda y Fernando Pujalte llegaron al rescate.

Lili Films nace de la misma manera que las películas que recupera: en casa. Con el amor del aficionado que hace las cosas por gusto: en pequeño y con buena letra. Lo primero fue proyectar las películas familiares que rondaban por casa en su salón. Luego, ir buscando material en rastrillos y en tiendas de segunda mano, para proyectar entre amigos. Hasta que, por fin, hicieron una proyección en un bar.

Así hablan los lilis de ella: "Se apagó la luz, el proyector arrancó y empezamos a comentar la película como si no fuera nuestra, inventándonos una nueva historia a partir de las imágenes que iban saliendo del proyector. La gente quedó tan sorprendida que nos pedían que pusiéramos más películas, pero sólo habíamos llevado esa, así que prometimos volver la semana siguiente con una nueva".

Acto social y abierto 

A partir de ahí nace Lili Films.Y así lo que podría haberse convertido en una labor de simple indexado y archivado de películas, se convirtió en un acto social, abierto y bilateral: Lili Films está abierto a cualquiera que quiera recuperar sus películas domésticas, acudiendo si es necesario a su domicilio para proyectárselas si usted no tiene como hacerlo. Lo que ellos llaman Cine a Domicilio.

Ángel y Fernando no caen en rancias pretensiones museísticas, sino que dan vida al celuloide, crean comunidad y contagian su pasión a todo aquel que se acerca a ellos. Pero Lili Films, además, monta sus propias películas de found footage, es decir, películas creadas a partir de material encontrado. En la línea de cineastas como Alain Berliner o Peter Forgács, emprenden una labor de creación que convierte lo viejo en nuevo.

Este patchwork cinematográfico ha dado de sí películas como El cielo del súper 8. O Vidas con Hongos, donde los estragos del tiempo y de la humedad de las películas encontradas constituyen un nuevo tipo de belleza visual. También hay espacio para la revitalización del Súper 8, , como es el caso de su documental Bendita Calle, presente en Documentamadrid 08.