Lunes, 7 de Abril de 2008

Los paparazzi también tuvieron la culpa de la muerte de Diana

La encuesta judicial ve negligentes al conductor del coche y a los fotógrafos.

LOURDES GÓMEZ ·07/04/2008 - 22:35h

El coche en el que viajaba la pareja.

Diana, princesa de Gales, y Dodi Al Fayed murieron debido a la "extrema negligencia" del conductor del automóvil en el que viajaban y de los vehículos que les perseguían por las calles de París.

Así lo confirmó el jurado de la encuesta judicial sobre las circunstancias de sus muertes en un veredicto mayoritario emitido ayer. Los 11 miembros del jurado coincidieron en que el exceso de velocidad y el alcohol detectado en el conductor, además de otros detalles técnicos, contribuyeron a la tragedia.

El veredicto difiere de la conclusión de "trágico accidente" a la que llegaron investigaciones policiales en París y Londres, y consideró que la muerte de Diana y Dodi, el 31 de agosto de 1997, fue un homicidio por imprudencia.

Según el sistema británico, la llamada encuesta judicial es una investigación oficial orientada a certificar cómo, cuándo y por qué perdió la vida una persona, y no se permite al jurado identificar a ningún culpable.

En este caso, las circunstancias eran conocidas. Henry Paul, jefe de seguridad del hotel Ritz de París, conducía el Mercedes que se empotró contra un pilar del Puente Alma, causando su propia muerte.

Perseguían al Mercedes, en motos y coches, varios fotógrafos, a los que la justicia francesa exoneró, pero que el jurado consideró ayer culpables, junto a Henry Paul, de dos muertes ilegales, equivalente a un doble homicidio.

El jurado echó por tierra la teoría de la conspiración que denunció el millonario egipcio Mohamed Al Fayed, dueño del Ritz y padre de Dodi. Éste sostenía que el duque de Edimburgo, suegro de la princesa y esposo de la reina Isabel II, estaba detrás de un plan para asesinar a Diana.

Al Fayed se declaró ayer "decepcionado" por el veredicto del jurado.Si el jurado hubiera alcanzado un veredicto abierto, algo que estaba dentro de las opciones admisibles en la encuesta, habría querido indicar que seguía teniendo sentido la sospecha de que la pareja fue asesinada.

Más de 250 testigos en seis meses de vista

El jurado, que consideró probado que las muertes de Diana y Dodi fueron provocadas, lo hizo tras escuchar los testimonios de 250 testigos a lo largo de 93 sesiones judiciales en los últimos seis meses. El coste de la investigación se aproxima a los 13 millones de euros.

La investigación judicial del Reino Unido pone fin a diez años de teorías conspirativas. Todas las investigaciones en Francia y en el Reino Unido han concluido que no hubo un complot para asesinar a la pareja.