Lunes, 7 de Abril de 2008

El Banco de España envía mensajes de calma a los mercados

El crecimiento demográfico, el descenso de los costes de construcción y la moderación de los precios de la vivienda, son los "factores de soporte"

AINHOA LARREA ·07/04/2008 - 22:31h

Paciencia. Aunque el Banco de España observa “riesgos a la baja” sobre el crecimiento y no descarta un repunte de la inflación, niega cualquier visión catastrofista respecto al futuro de los mercados. El director general del Servicio de Estudios del organismo supervisor, José Luis Malo de Molina, recalcó ayer que “la solidez financiera de España ha amortiguado los efectos negativos de las turbulencias internacionales”.

La fortaleza del sistema bancario tiene que ver con sus características actuales: la inexistencia de las hipotecas subprime y otros productos tóxicos, su falta de vinculación a vehículos de inversión estructurada (SIV) y un nivel elevado de provisiones, solvencia y rentabilidad. Malo de Molina considera que estos rasgos ofrecen un “margen razonable”, pero advierte que, si la “sequía” de los mercados se prolonga demasiado, los bancos podrían afrontar dificultades de financiación.

El jefe del Servicio de Estudios del Banco de España, que realizó esas declaraciones en el marco de la Conferencia Inmobiliaria CIM08, también señaló que la crisis financiera ha generado más incertidumbre en el sector inmobiliario. Con todo, dijo que la economía española tiene varios “factores de soporte” a medio plazo: el crecimiento demográfico, el descenso de los costes de construcción y la moderación de los precios de la vivienda, entre otros. En línea con el FMI, que la semana pasada auguró una caída del 15 al 20% en ese terreno, el vicepresidente de Parquesol, Antonio Trueba, señaló que el precio de la vivienda bajará un 15% en euros constantes durante los próximos tres años, y exigió mayor implicación del Gobierno para relanzar el sector. “Cada euro invertido en ladrillo genera el doble de trabajo que la obra civil”, apuntó.

Por otro lado, el presidente de la patronal de promotores madrileños (Asprima), José Manuel Galindo, subrayó  la necesidad de que el ajuste inmobiliario se produzca lo antes posible” y no de forma suave. A juicio de otros expertos del sector, el 90% de las inmobiliarias deberán renegociar su deuda si quieren superar el cambio de ciclo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad