Lunes, 7 de Abril de 2008

El Hay Festival volverá a Granada, si las instituciones mantienen su respaldo

EFE ·07/04/2008 - 13:10h

EFE - La directora del Hay Festival Alhambra, Sheila Cremaschi, durante la entrevista concedida a Efe en la que ha asegurado que el certamen, una de las citas literarias más importantes del mundo, volverá a Granada, si las instituciones mantienen su apoyo económico.

La directora del Hay Festival Alhambra, Sheila Cremaschi, ha asegurado que el certamen, una de las citas literarias más importantes del mundo que por primera vez se ha celebrado en Granada, volverá a la ciudad nazarí si las instituciones mantienen su apoyo económico.

Así lo ha anunciado, en una entrevista con Efe, Cremaschi, quien ha explicado que tanto ella como Peter Florence, el creador del Hay Festival, están "gratamente sorprendidos por la acogida que ha tenido" el certamen al que, a la espera de un balance pormenorizado, se calcula que han asistido más de 10.000 personas.

Por el festival han desfilado más de cuarenta autores, en su mayoría procedentes de países árabes, como Tariq Ramadan, Elías Khoury, Raja Alem o Radwa Ashour, además de autores europeos como Umberto Eco, Juan Goytisolo, Luis García Montero o músicos como Joaquín Sabina o Enrique Morente, entre otros muchos.

Se trata también de la primera vez que el festival, dedicado a las relaciones culturales entre Oriente y Occidente, "ha tenido un corazón tan definido", ha explicado Cremaschi, quien ha reconocido que "en un principio teníamos miedo de que los eventos, especialmente los que no eran en castellano, no tuvieran la suficiente asistencia, pero al final hemos cubierto la cuota necesaria".

En este sentido, ha desvelado que la media de asistencia al festival ha rondado el 70 por ciento, mientras que "los grandes y famosos nombres" como Umberto Eco, "han estado completamente vendidos".

La directora del festival también ha destacado las citas protagonizadas por Joaquín Sabina o Enrique Morente, que registraron lleno absoluto y "las podíamos haber vendido dos veces más".

Cremaschi también se ha mostrado entusiasmada con la "vitalidad" del público, entre los que había muchos estudiantes, "que hacían preguntas verdaderamente inteligentes".

Como anécdota del festival, ha destacado a un "ilustre" miembro del público, como fue Umberto Eco, quien no se perdió apenas ninguna cita -"quería estar en todo"- e incluso pidió poder pasar a saludar a Enrique Morente a su camerino después de que el cantaor flamenco le dedicara el espectáculo.

Otro de los aspectos más destacados del festival han sido "los lugares donde se ha realizado", según Cremaschi, quien ha dicho sentirse "maravillada por el trasiego de personas entusiasmadas que subían y bajaban por el bosque de la Alhambra, del Palacio de Carlos V al Carmen de los Mártires o al Auditorio Manuel de Falla, y la gente parando a los autores en los jardines, para hablar con ellos".

Así, ha subrayado que "todos tienen la sensación de haber venido a un lugar único, sienten un privilegio el estar aquí y eso es raro, que tanta gente coincida en ese sentimiento, ese espíritu de conexión, la gente agradece que sea este lugar".

"Tenemos la sensación de que el noviazgo ha funcionado", ha dicho Cremaschi, quien ha apuntado que "los escritores, los editores, el director, Peter Florence, están todos contentos, ahora falta conversar con las instituciones para ver si también lo están".

En este sentido, ha explicado que la organización "sin el apoyo económico de las instituciones no lo podemos hacer, nosotros, únicamente con la venta de entradas, no lo podríamos afrontar, las entradas cubren una parte, pero son festivales muy caros de hacer".