Lunes, 7 de Abril de 2008

Mueren dos personas en Castilla y León por el mal de las 'vacas locas'

El gobierno Regional desconoce cuánto tiempo incubaron la enfermedad. Los veterinarios dicen que se cumple la normativa europea a rajatabla y que el consumo de carne es seguro

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·07/04/2008 - 16:49h

El Gobierno y el Colegio de Veterinaria de España piden tranquilidad a los consumidores después de que hoy saliera a la luz la muerte de dos personas por el 'mal de las vacas locas'. Si bien, Juan José Badiola, presidente de dicho Colegio, no descarta que se produzcan más casos, sí que dejó claro que el consumo de carne en españa es "muy seguro, porque en los mataderos se eliminan todos los materiales de riesgo".

Además, dejó claro que los productores españoles cumplen a rajatabla la normativa dictada por la Unión Europea. 

La Junta de castilla y León confirmaba esta mañana que entre diciembre del año pasado y febrero de éste habían muerto dos personas por la encefalopatía espongiforme bovina, sin querer aportar más datos sobre el caso. Ya por la tarde, en una rueda de prensa, el Gobierno regional dio a conocer que uno de los personas fallecidas, paciente derivado desde León, murió en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca. 


Rotunda tranquilidad

Tanto la Junta como la ministra de Agricultura en funciones, Elena Espinosa, han transmitido un mensaje de "rotunda tranquilidad y garantías" a la sociedad ante el consumo de carne de vacuno tras la confirmación de los dos fallecimientos.

Así lo ha reiterado la ministra durante un receso de la Conferencia Sectorial de Agricultura que se celebra hoy en Lanzarote, tras recibir telefónicamente la información de los dos fallecimientos registrados en Castilla y León.

Ha insistido en que desde 1996 se adoptaron en la Unión Europea y en España todas las medidas de control para evitar, prevenir y controlar la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), más conocida como mal de las vacas locas, que se detectó en España por primera vez en noviembre de 2000.

Espinosa ha querido trasladar a la sociedad la total garantía de seguridad alimentaria que ofrecen las carnes de vacuno españolas que cualquiera puede encontrar en los lineales, ya que desde hace más de diez años se han adoptado controles de calidad y trazabilidad.

"Su consumo de carne se remonta al momento en el que no existía el control actual impuesto por la UE"

La consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, ha reiterado que "los identificados son antiguos y su consumo de carne se remonta al momento en el que no existía el control actual impuesto por la Unión Europea".

Ha destacado que, desde 2001, hay un control absoluto en la producción de carne de ovino y de vacuno, y que todos los casos de vacas locas que se han producido después se han identificado.

Ha recordado que desde un punto de vista técnico y científico era posible la aparición de este tipo de casos, pero ha insistido en que en la actualidad el consumo de carne de vacuno está "totalmente garantizado".

La última víctima mortal registrada en España a consecuencia de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se produjo en el año 2005.

Piden garantías 

No obstante, las principales organizaciones de consumidores han solicitado al Ministerio de Sanidad y Consumo que explique las razones del retraso en el anuncio del caso. Antonio López, portavoz de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CEACCU) ha asegurado que no hay motivos para la alarma pero que "no deja de ser extraño" que se tarde tanto en anunciar estas muertes, ocurridas el 28 de diciembre de 2007 y el 7 de febrero de 2008.

Yolanda Quintana, responsable de comunicación de la Confederación Española de Organizaciones de Ama de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) ha señalado que en el caso de que se haya retenido esa información, sería "una grave irresponsabilidad". Quintana cree que las medidas que restringen el uso de harinas cárnicas como pienso para los animales deben seguir vigentes, a pesar de que "ciertos sectores ganaderos" plantean volver a ese uso por la subida de precios de los piensos actuales.

"Pudo haberse producido en cualquier sitio"

Más casos

 La Xunta de Galicia, por proximidad con León, ha querido salir al paso y pedir tranquilidad a los consumidores. Ramón Medina, director xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade ha explicado que estas muertes "se pudieron haber dado en cualquier otro sitio de España", pues la población estuvo sometida a este riesgo hasta el año 2000. "Puede darse algún otro caso pero serán pocos por la relación entre vacas enfermas y personas afectadas en otros países", alegó Medina, quien avisó de que estos casos "aislados" pueden aparecer "por toda la geografía española" pero esta posibilidad "no se no se prolongará en el tiempo".

Noticias Relacionadas