Lunes, 7 de Abril de 2008

Sarkozy dice que ETA es una mafia de asesinos y que España tiene toda la solidaridad de Francia

EFE ·07/04/2008 - 13:43h

EFE - El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, entrega al presidente francés Nicolas Sarkozy (c), acompañado de su esposa Carla Bruni (d), el "premio de convivencia" que le ha concedido la fundación española Manuel Broseta por su lucha contra el terrorismo y la defensa de la libertad, esta mañana en el Palacio del Elíseo.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, calificó hoy a ETA de "mafia" y a sus miembros de "asesinos", y reiteró la "solidaridad total" de su país con España en la lucha contra la organización terrorista.

Sarkozy se expresó en estos términos al recibir en el Palacio del Elíseo el "Premio de Convivencia Manuel Broseta", de manos del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps.

"Ninguna otra organización terrorista ha derramado tanta sangre en Europa como ETA", declaró Sarkozy al recordar que durante 40 años la banda ha matado a más de 800 personas.

Tras recoger el galardón, concedido por la Fundación que lleva el nombre de este antiguo miembro del Consejo de Estado español asesinado por ETA en 1992 en Valencia, subrayó que "entre España y Francia sólo puede haber solidaridad contra el terrorismo".

En este acto, al que también asistía la alcaldesa de Valencia, Rita Barbera, que había presidido el jurado que decidió otorgarle el premio, Sarkozy se dirigió a ETA para decirles que "no son bienvenidos" y que "Francia no será la retaguardia" de la organización terrorista.

"Queridos amigos españoles, podéis contar conmigo", reafirmó el presidente, que agradeció la concesión de este premio, en una ceremonia en la que además de su esposa, Carla Bruni, estuvieron presentes las ministras francesas del Interior, Michèle Alliot-Marie; de Justicia, Rachida Dati, así como la secretaria de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, entre otros.

El presidente francés aludió a los dos guardias civiles españoles asesinados por ETA en Francia el pasado diciembre y aseguró: "buscamos a los culpables como si se tratara de policías franceses", en alusión a las víctimas de ese atentado sin precedente en territorio galo.

Dos de los miembros del comando fueron arrestados pocos días después del atentado y la policía busca al tercero, del que se cree que fue el autor de los disparos mortales a los guardias civiles.

Sarkozy anunció que realizará una visita de Estado a España el próximo otoño, a invitación del Rey Juan Carlos.

Este año debe celebrarse en España la cumbre bilateral anual entre los dos países. La de 2007 se retrasó y finalmente se organizó en París a comienzos de enero.

El presidente valenciano, Francisco Camps, insistió en que con Francia "juntos sabemos que podemos acabar con los terroristas de ETA".

Camps consideró la entrega del premio un "símbolo de fraternal amistad entre los dos pueblos" y dijo que en su discurso "Sarkozy ha sido claro y contundente. Ha llamado a ETA por su nombre: asesinos y mafia".

"Los españoles volvemos a escuchar la implicación de Francia, junto con nosotros, para acabar definitivamente con el terrorismo, que es la única manera de entender nuestros proyectos de libertad y democracia en conjunto", se felicitó el presidente de la Generalitat valenciana.

La alcaldesa de Valencia explicó que la concesión del "Premio de Convivencia" a Sarkozy "simboliza toda nuestra gratitud hacia el pueblo francés y especialmente hacia su más alto representante".

Barberá reiteró la idea de que "juntos todo es posible" y manifestó su "certeza de que la derrota del terrorismo está cada día más cerca".

Consideró que Sarkozy había sido "extremadamente amable", e hizo hincapié en que por parte del jefe del Estado francés "hay una estrechísima colaboración, un compromiso muy fuerte" en la lucha contra ETA.