Lunes, 7 de Abril de 2008

Doménech ofrece a los empresarios afectados el apoyo de la FER

EFE ·07/04/2008 - 09:25h

EFE - Estado del interior de una de las viviendas afectadas por la explosión de ETA en Calahorra.

El presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), Julián Doménech, ha ofrecido hoy el apoyo de esta organización empresarial a todos los empresarios afectados por el atentado terrorista ante el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra el pasado 21 de marzo.

Doménech y el portavoz de la comisión de comerciantes afectados, Cayo Sáenz, han recorrido hoy la zona dañada por el atentado, que causó dos heridos leves y unos daños materiales estimados en 3,5 millones de euros.

"Hemos dejado pasar un tiempo prudencial, dado que quienes tenían que actuar primero y resolver la principal problemática eran las administraciones central, autonómica y municipal", ha dicho Doménech, quien ha añadido que "venimos para ofrecer nuestro apoyo a los empresarios damnificados, sean o no sean de la FER".

Ha relatado que se han planteado algunas posibilidades de ayuda y colaboración, pero no las ha adelantado porque deben analizarse en la Comisión Permanente de la FER.

El portavoz de la comisión de comerciantes afectados ha indicado que "estamos con ganas, con ánimo de salir adelante"; y cree que "las cosas van rápidas, no todo lo que quisiéramos, pero hay algunas que son inevitables".

Sáenz ha precisado que hay "fluidez" y "rapidez" en la relación con el Gobierno regional y con el Ayuntamiento de Logroño, que son las más "cercanas"; y "las soluciones a los problemas que nosotros les estábamos presentado las han dado al cien por cien".

Se ha referido al problema de la "pérdida" de beneficios por parte de los empresarios afectados por el atentado y que "hay gente que se queda en la calle. Hay realidad que hay que ver individual o colectivamente, no sé de qué manera, pero sí que vamos a intentar lucharlo".

Sáenz entiende que deben pasar cuatro o cinco meses para analizar el comportamiento de las administraciones, para "valorar si realmente han estado implicadas a un cien por cien o a un setenta o a un ochenta, pero las expectativas no son malas".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad