Lunes, 7 de Abril de 2008

La presidenta argentina llegó al Elíseo para reunirse con Sarkozy

EFE ·07/04/2008 - 15:44h

EFE - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibe a su homóloga argentina, Cristina Fernández de Kirchner, antes de su almuerzo de trabajo celebrado en el Palacio Elíseo en París, Francia, hoy lunes 7 de abril.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, llegó hoy al Elíseo para un almuerzo de trabajo con su colega francés, Nicolas Sarkozy, centrado en las relaciones bilaterales pero también en las gestiones a favor de los rehenes de las FARC en Colombia.

La presidenta, que llegó con unos quince minutos de retraso al Palacio presidencial, fue acogida por Sarkozy, que le dio un beso ante las cámaras en la escalinata del Elíseo, donde la Guardia Republicana le había rendido los honores.

Se trata del primer encuentro entre los dos dirigentes desde que accedieron a sus respectivos cargos, pero en febrero de 2007, cuando ambos eran candidatos o pre-candidatos, se habían reunido en París, durante una visita de la entonces Primera Dama argentina.

Antes de acudir al Elíseo, Fernández inauguró, junto al alcalde de París, Bertrand Delanoe, una plaza de la capital llamada "Jardín de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo".

Era el primer acto de su agenda oficial de hoy, que incluye un encuentro por la tarde con el primer ministro francés, François Fillon, y una visita a la UNESCO, además del almuerzo con Sarkozy.

Las relaciones de Argentina con Francia, que "no han dejado de desarrollarse en los últimos años", y con la Unión Europea (UE) de cara a la cumbre UE-América Latina en Lima en mayo debían centrar la conversación, según el Elíseo.

Pero también se prevé que aborden los esfuerzos para la liberación de los rehenes de la guerrilla colombiana, entre ellos la colombo-francesa Ingrid Betancourt, en los que Fernández se ha implicado "mucho personalmente", según la Presidencia francesa.

De hecho, tras su llegada a París, la mandataria argentina participó ayer en una "marcha blanca" organizada a favor de la liberación de Betancourt y de otros rehenes de las FARC.

Al tomar la palabra antes del inicio de la "marcha" junto a otras personalidades, incluida la Primera Dama francesa Carla Bruni, y el ministro galo de Exteriores, Bernard Kouchner, Fernández llamó a que se eliminen los "obstáculos" que impiden la liberación de Betancourt y pidió un gesto al presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

"Quien más esfuerzo debe hacer" para eliminar los obstáculos a la liberación de Betancourt "son precisamente quienes tienen la responsabilidad de conducir las instituciones de la democracia y facilitar el canje humanitario", afirmó entonces Fernández.

Una misión humanitaria enviada a Colombia la semana pasada por Francia, España y Suiza, aguarda allí a que las FARC den una "señal" para acercarse a Betancourt en la selva y aportarle ayuda médica.