Lunes, 7 de Abril de 2008

Condenado a 16 años el patrón de una patera en la que se ahogaron 10 inmigrantes

El tribunal considera culpable al marroquí Said Farchas por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y a penas de un año de cárcel por cada uno de los diez delitos de homicidio por imprudencia grave que causó

EFE ·07/04/2008 - 14:05h

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a un total de 16 años de cárcel al patrón de la patera en la que murieron ahogados diez inmigrantes el 7 de septiembre de 2007 al saltar de la embarcación creyendo estar en la orilla en la costa de Agüimes (Gran Canaria). 

El tribunal condena al marroquí Said Farchas, de 27 años, a seis años de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y a penas de un año de cárcel por cada uno de los diez delitos de homicidio por imprudencia grave que causó.

La sentencia considera probado que Said Farchas iba al mando de la patera en la que viajaban veinte indocumentados que habían pagado por la travesía desde las costas de Marruecos para entrar ilegalmente en Canarias.

Motor fuera a borda

La embarcación, un bote de madera de seis metros de eslora, propulsada por un motor fuera a borda, "no contaba con ninguna medida de seguridad", según los magistrados.

"No contaban con ninguna medida de seguridad"

Sobre las seis de la mañana de aquel día, Said Farchas divisó la playa de Arinaga en el municipio de Agüimes (Gran Canaria) y, a fin de regresar de nuevo a Marruecos, ordenó a los pasajeros que desembarcaran a unos cincuenta metros de la orilla.

El patrón dio esta orden a los ocupantes de la patera "sin tomar en consideración el evidente riesgo para la vida y sin cerciorarse de que hacían pie para que pudieran llegar a la playa caminando", según la sentencia.

No sabían nadar 

De hecho, refiere el tribunal, en el lugar elegido para el desembarco "había bastante profundidad" y "no hacían pie" los inmigrantes, quienes "ni sabían nadar, ni llevaban chaleco salvavidas".

Para "evitar hundirse", los ocupantes se agarraron a la patera, "lo que provocó que volcara debido a las reducidas dimensiones de la embarcación y al excesivo número de personas que la ocupaban".

Todos sus ocupantes cayeron al agua.

Así fallecieron ahogados Mohamed El Mrabat, El Bachir Boukhair, Mohamed El Harrath, Abdellah Id Bouja, M Bark Bassana, M Bark Riad, Rdhaounia Mohamed y otros tres inmigrantes identificados con los números 491/07, 496/07 y 497/07.

El patrón de la patera logró huir del lugar, pero fue detenido dos días después e internado en el centro de extranjeros de Barranco Seco, de la capital grancanaria, donde fue reconocido "sin ningún género de dudas por dos de los ocupantes de la patera como la persona que la pilotaba".

Noticias Relacionadas