Lunes, 7 de Abril de 2008

Teherán rechaza cualquier propuesta que incluya la suspensión del enriquecimiento de uranio

EFE ·07/04/2008 - 13:38h

EFE - El presidente de Irak, Yalal Talabani (i), junto a su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad, durante la histórica visita de dos días a Irak que realizo el mandatario iraní el pasado marzo.

Irán reiteró hoy que no acepta ninguna propuesta para solucionar el contencioso por el plan nuclear iraní que incluya la suspensión del programa de enriquecimiento de uranio, considerado ilegal por la comunidad internacional.

Esta postura la expresó el portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Ali Hoseini, en aparente alusión a los incentivos económicos de Occidente para que Irán abandone el enriquecimiento de uranio, una materia de doble uso, militar y civil.

"Teherán rechaza cualquier paquete, proyecto, idea o incentivo que pida la suspensión de la actividad nuclear de Irán o limite de alguna manera los derechos del pueblo iraní", dijo el portavoz a los periodistas en Teherán.

Hoseini reconoció que el grupo de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, Francia, Reino Unido, China y Rusia), además de Alemania, han ofrecido a Irán una propuesta que "incluye nuevos incentivos".

"Pero los europeos habían ofrecido otro paquete (con incentivos) en el pasado, al que Teherán respondió en su momento, y la otra parte (la UE) envío el caso nuclear iraní al Consejo de Seguridad", apuntó.

Irán ha reiterado en varias ocasiones que quiere que el contencioso sea tratado sólo por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), y no por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que ha adoptado tres resoluciones contra Teherán en los últimos dos años.

Hoseini reiteró, por otro lado, que mañana, bautizado por Teherán como el Día de la Energía Atómica, las autoridades iraníes anunciarán una "nueva noticia" sobre las centrifugadoras en Irán.

La República Islámica ya había anunciado la instalación de más de 3.000 centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio en la planta de Natanz, en el centro del país, y que intenta elevar su número a 50.000.

En febrero pasado, Teherán confirmó, además, que había puesto en funcionamiento una nueva generación de centrifugadoras en Natanz, y aseguró que "todas las actividades nucleares iraníes se desarrollan en el marco del TNP (Tratado de No Proliferación) y bajo la supervisión del OIEA".

Por otro lado, Hoseini insinuó una vez más que Irán no quiere celebrar nuevas negociaciones con la UE sobre su programa atómico.