Lunes, 7 de Abril de 2008

La justicia de Zimbabue analiza una petición sobre el escrutinio electoral

EFE ·07/04/2008 - 14:22h

EFE - Tres niños se sientan sobre un muro con carteles electorales del presidente Robert Mugabe, el pasado 2 de abril en Harare, Zimbabue.

La justicia de Zimbabue tiene que decidir hoy sobre una petición presentada por la oposición para que la Comisión Electoral dé a conocer urgentemente los resultados de las últimos comicios presidenciales.

El fallo será anunciado por el Tribunal Superior de Harare, que comenzó su reunión a las 10.00 hora local (08.00 GMT) para dar a conocer su posición tras los argumentos defendidos por ambas partes en la víspera.

La oposición argumenta que el retraso en conocer los resultados de las elecciones del pasado 29 de marzo está causando demasiada ansiedad entre los militantes del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), que se atribuye la victoria en las urnas.

Aunque la Comisión Electoral ha difundido ya los datos del escrutinio de las elecciones parlamentarias que se desarrollaron simultáneamente a las presidenciales, no ha proporcionado ningún resultado de estas últimas.

La oposición sostiene que, según el cómputo de los datos fijados en las actas electorales colocadas a las afueras de los centros de votación, ganó suficientes votos en los comicios presidenciales sin necesidad de ir a una segunda vuelta.

El MDC aseguró que su candidato presidencial, Morgan Tsvangirai, obtuvo el 50,3 por ciento de los sufragios, y atribuyó el 43,8 por ciento de los sufragios al presidente Robert Mugabe, en el poder desde la independencia del país, en 1980.

La vista judicial en Harare se celebra mientras en Sudáfrica se encuentra Tsvangirai para, según fuentes de su partido, mantener una serie de consultas privadas cuyos detalles no se han dado a conocer.

El presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, actuó el año pasado como mediador entre el Gobierno y la oposición de Zimbabue. Pero Mbeki tenía previsto salir hoy hacia una cumbre entre la India y África que comenzará mañana.