Lunes, 7 de Abril de 2008

Los funcionarios de Justicia convocados hoy a un referéndum sobre el acuerdo firmado ayer

EFE ·07/04/2008 - 11:54h

EFE - El ministro de Justicia en funciones, Mariano Fernández Bermejo (c), saluda junto con el secretario general de FSAP-CCOO, Miguel Segarra (i), y el secretario general de Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda (d), ayer tras llegar a un acuerdo.

Los trabajadores están convocados hoy por CSI-CSIF y STAJ a un referéndum sobre el acuerdo firmado ayer por CCOO y UGT con el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, para sumarse a la desconvocatoria de la huelga que desde el 4 de febrero han mantenido los funcionarios de Justicia no transferida.

En Madrid votarán en la sede del Tribunal Supremo (TS) los funcionarios de los órganos centrales de la Administración como el TS, la Audiencia Nacional, la Fiscalía General del Estado, el Registro Civil Central y el Instituto Nacional de Toxicología.

Según han informado a Efe fuentes del CSI-CSIF y de STAJ, las votaciones comenzarán tras una asamblea prevista para las 10.00 horas y tendrán lugar hasta las 15.00 horas.

A las 14.00 horas de hoy los sindicatos previsiblemente realizarán una primera valoración de la participación en la consulta, que es apoyada por las delegaciones de Justicia de CCOO y UGT.

Fernández Bermejo consiguió ayer "in extremis" cerrar un acuerdo con los sindicatos de Justicia que puede poner fin a la huelga que dura ya más de dos meses, un acuerdo que, sin embargo, generó una importante brecha en las centrales sindicales.

Los líderes de la función pública de UGT y CCOO -los dos sindicatos mayoritarios- decidieron firmar ayer por la tarde el documento y desconvocar la huelga.

El acuerdo supone para los funcionarios de Justicia no transferida un aumento salarial progresivo de 190 euros mensuales de aquí a julio de 2009 -pedían 200 con efectos retroactivos a 1 de enero de 2008-, así como una paga única de 480 euros a primeros del año que compense lo no cobrado hasta ahora.

En el pacto firmado por las cúpulas de CCOO y UGT, los funcionarios se comprometen también a poner al día el trabajo pendiente tras más de 60 días de huelga en un plazo de tres meses y a adaptarse a las nuevas tecnologías.

Noticias Relacionadas