Domingo, 6 de Abril de 2008

Los ecologistas denuncian que el comercio de emisiones enriquecerán a las eléctricas

EFE ·06/04/2008 - 18:06h

EFE - Las empresas eléctricas de España, el Reino Unido, Alemania, Italia y Polonia podrían ganar alrededor de 71.000 millones de euros en los próximos 5 años gracias al sistema europeo de comercio de emisiones.

Las empresas eléctricas de España, el Reino Unido, Alemania, Italia y Polonia podrían ganar alrededor de 71.000 millones de euros en los próximos 5 años gracias al sistema europeo de comercio de emisiones, según un informe publicado por la organización WWF.

El estudio, realizado por la consultora independiente Point Carbon, revela que en el caso de las empresas españolas, los beneficios se situarían entre los 1.000 y los 4.000 millones de euros, dependiendo del coste por tonelada de dióxido de carbono.

Los beneficios resultarían de la diferencia entre los que las eléctricas pagan por exceder el tope de permisos de emisión de CO2 que cada año se les asigna y los beneficios que obtienen gracias a los precios de la energía.

La UE está preparando en la actualidad la revisión del sistema europeo de comercio de emisiones de dióxido de carbono, que comenzará a aplicarse en 2013.

Aunque está previsto que el sector eléctrico tenga que comprar a partir de esa fecha las autorizaciones para poder emitir CO2 (que ahora se conceden de manera gratuita), la organización ecologista teme que se pueda hacer una excepción y dispensar finalmente a esas empresas del pago de los derechos.

"Otorgar a las eléctricas autorizaciones gratuitas para contaminar es como darles un bono en metálico puesto que, a falta de una competencia internacional, trasladarán el valor de los permisos a sus clientes", denunciaron fuentes de la organización, que insistieron en que la gratuidad del sistema no debe continuar más allá de 2012.

La misma organización abogó por que los ingresos de la venta y la subasta de los permisos de emisión sean reinvertidos en políticas de cambio climático tanto en Europa como en los países en desarrollo.

La revisión del sistema de comercio de emisiones prevé la introducción gradual de un régimen de subasta por el que las instalaciones industriales deberán comprar los permisos necesarios para poder emitir CO2, derechos que ahora se conceden gratis.

En el caso de que no se logre llegar a un acuerdo global contra el cambio climático, la UE ha previsto que se adopten acciones para proteger a la industria, una de las cuales sería la asignación gratuita de los permisos para emitir CO2 a los sectores de mayor consumo energético.

WWF recordó que el sector eléctrico, que utiliza la combustión de carbón para generar electricidad, produce mil millones de toneladas de CO2 al año en Europa (20 por ciento del total de emisiones de gases de efecto invernadero).