Domingo, 6 de Abril de 2008

Áreas protegidas o biodiversidad

Un informe científico muestra que la declaración de parques naturales y nacionales en la Península es inadecuada para proteger a todas las especies, y reclama 36 nuevas áreas

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·06/04/2008 - 22:42h

Vista de Los Monegros, un valioso ecosistema estepario. PRIMO ROMERO

La declaración de parques nacionales y parques naturales en la Península Ibérica no siempre ha tenido como objetivo la protección de la biodiversidad en su conjunto. Se buscaba significar especies o parajes singulares. Si Picos de Europa se protegió por sus emblemáticas montañas, Tablas de Daimiel lo fue por sus humedales, pero no se estudió de forma específica si sus faunas y floras eran únicas,
si merecían conservación y estudio. Así de tajante es en sus conclusiones un informe científico realizado por varios expertos en conservación de la biodiversidad, publicado en Conservation Biology.

La red de espacios protegidos de España y Portugal se ha construido en el último siglo bajo diferentes prioridades históricas. El trabajo de Juan Carlos Moreno, de la Universidad Autónoma de Madrid, y Miguel Araújo y Jorge Lobo, del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), ha analizado si la declaración de áreas protegidas en la Península garantiza la conservación de vertebrados terrestres y plantas, con el fin de diseñar mejor los futuros espacios protegidos.

La conclusión es clara: en la red actual de parques hay "carencias" y "los grupos de anfibios, reptiles, aves y coníferas no están mejor representados en la actual red de lo que estarían si la selección hubiera sido establecida por mero azar".

Por esta razón, concluyen los expertos, es necesario crear otras 36 nuevas áreas, para garantizar que toda la fauna y la flora peninsular tenga oportunidades de protección.

La reserva de Europa

La Península Ibérica alberga casi la mitad de las especies europeas de plantas y vertebrados terrestres, así como el 30% de las 900 especies endémicas del continente. Un fenómeno que explica esta riqueza en la Península es que, durante los períodos glaciares del Cuaternario, la región quedó libre de hielos y sirvió de refugio a muchas especies del norte y el centro de Europa. Sin embargo, esta rica biodiversidad no está bien representada en los espacios protegidos actuales, ya que quedan fuera, en particular, zonas esteparias -como el valle del Ebro- y cuencas fluviales.

Los autores han analizado el grado de presencia de especies en las áreas protegidas. No han estudiado las Baleares ni la región macaronésica (Canarias, Madeira y Azores). Dividieron la Península en cuadrículas de 50 km de lado y seleccionaron ocho grupos de seres vivos (mamíferos, aves, reptiles, anfibios y plantas monocotiledóneas, dicotiledóneas, gimnospermas y pteridofitas). En total, 3.247 taxones. Luego cruzaron los datos de las áreas protegidas con la distribución de la biodiversidad.

Los resultados muestran que las áreas de protección proporcionan un grado de representación razonable para 429 especies de animales y 2.820 de plantas consideradas, es decir, que "estos espacios albergan entre el 73% y 98% de los grupos de seres vivos considerados", aunque de forma muy desigual.

La creación de áreas protegidas no ha tenido en cuenta de manera específica a los invertebrados, líquenes, hongos y algas, bases de la cadena trófica.

Los investigadores proponen la creación de 36 nuevos parques para poder proteger un mayor porcentaje de biodiversidad ibérica. El 72% de estos nuevos espacios -26 de ellos, los cuadrados de mayor tamaño del mapa peninsular-, serían "únicos e irreemplazables, porque las especies que faltan viven en uno solode ellos". Entre las áreas a proteger los científicos proponen la cuenca del Ebro en su tramo final, zonas de Gerona, Tarragona, Málaga y Vizcaya, Sistema Ibérico y serranía de Cuenca, entre otras.

Puntos calientes de la biodiversidad 

La Red Natura 2000 es una buena opción para aumentar la conservación de la fauna y flora peninsular. Esta red europea protegerá, cuando se termine, el 20% de la superficie de la Península. No obstante, la organización Conservation International ha incluido al 80% del territorio como puntos calientes de la biodiversidad mediterránea. La actual propuesta de Red Natura para España y Portugal sigue cometiendo los mismos errores del pasado en la declaración de espacios protegidos, según los investigadores, que apuntan que el reto es incorporar a los invertebrados, el 80% de la diversidad biológica ibérica.

Los científicos piden la inclusión de estepas y uso agrícola moderado, que permitirían proteger especies en peligro, como la avutarda, y paisajes tradicionalmente humanizados. Y reclaman que en las nuevas áreas se tengan en cuenta los factores socioeconómicos para poder desarrollar los programas de conservación. Un riesgo para la creación de estas áreas es que los territorios susceptibles están amenazados por el urbanismo y los cultivos.

 

«No se ha pensado en proteger la flora»

El botánico Juan Carlos Moreno ha destapado las carencias de la red de parques naturales y nacionales de la Península Ibérica.

¿Qué criterios se han seguido tradicionalmente para declarar los espacios protegidos?

Los primeros fueron espacios valiosos que no debían ensuciarse, como el parque de Yellowstone, en EEUU. En España se protegieron áreas de montaña, como Picos de Europa, porque mostraban la magnificencia de la Creación y no planteaban problemas para expropiar. Además, se han protegido hábitats pensando en los mamíferos, pero no tanto en la flora. El único parque nacional declarado por su flora fue Sierra Nevada. Y sólo Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha y La Rioja tienen planes de conservación de flora.

¿Qué le parece que se declare el parque de la Sierra del Guadarrama?

No es una prioridad en cuanto a que fuera a aportar mucho a la inclusión de especies ahora no protegidas en parques, pero sí sería un sitio complementario al área de Gredos.

¿Y el proyecto del complejo de ocio en Los Monegros?

Esta actuación va directamente en contra de la conservación de la biodiversidad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad