Domingo, 6 de Abril de 2008

34-27. El Ciudad Real supera al Hamburgo y da el primer paso hacia la final

EFE ·06/04/2008 - 22:34h

EFE - El lateral derecho coreano del Hamburgo Yoon Kyung (c) intenta un lanzamiento ante la mirada de sus compañeros, los franceses Guillaume Gille (2i) y Bertrand Gille(2d) y ante la oposición del lateral derecho islandés del Ciudad Real Olafur Stefansson (i) y del lateral izquierdo Viran Morros durante el partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones de balonmano que se ha disputado en el pabellón Quijote Arena de Ciudad Real.

El Balonmano Ciudad Real dio el primer paso para colocarse en la final de la Liga de Campeones, al ganar en la ida de las semifinales al HSV Hamburgo, por 34-27, en un partido en el que los de Talant Dujshebaev siempre dominaron el juego y el electrónico.

El encuentro se desarrolló con mucha intensidad al inicio, con dominio de las defensas, 5-1, en los castellano manchegos y 6-0, en los germanos.

Esto derivó en mucha igualdad, con intercambio de goles, hasta el minuto 8, cuando los ciudadrealeños por medio de Stefansson colocaron el 5-2, en electrónico.

A este parcial se llegaba debido a que la táctica utilizada por el ataque local era el hacerlo largo, buscando no cometer errores y acertar de cara a la meta alemana, ya que cualquier perdida de balón, propiciaba salidas rápidas para el ataque de los de Martin Schwalb, con mucha velocidad, con mucho ritmo a sus acciones, con conclusión por los extremos y poderoso lanzamiento exterior.

Pero la inteligencia también llegaba al 5-1 defensivo, con Davis en la punta del iceberg, molestando lo mas que podía a Kyung-Shin Yoon, ayudando las salidas al choque desde los seis metros de Dinart.

Así se neutralizó al máximo artillero de la Bundesliga de los últimos años, pero quedaba Pascal Hens, al que vigilaban de cerca tanto Morros, como Pajovic, por lo que el poder de la primera línea alemana, quedaba prácticamente inutilizada.

El único que aprovechaba en desdoblamientos tanto al extremo como al pivote era Heiko Grimm, que con dos goles suyos, acortaban distancias a uno 5-4, en el diez.

El encuentro volvió a ser igualado, ya que la defensa se fue hundiendo un poco y Sterbik no podía parar el ataque teutón, por lo que Talant dio entrada a JJ Hombrados y a Urios, y el equipo volvió a poner, poco a poco, tierra de por medio.

Como brazos ejecutores del ataque ciudadrealeño, estaban inconmensurables tanto Rutenka, como Stefansson, que eran los que iban ampliando ventajas en el electrónico, que en el 26, ya era de nuevo de tres, 16-13 y en el 28 de cuatro, 17-13, diferencia con la que el primera capitulo se fue a morir con 18-14.

En la reanudación todo continuó igual en zona defensiva ciudadrealeña, de nuevo con Sterbik en puerta, ayudas y más ayudas, con el fin de parar el vigoroso lanzamiento exterior alemán.

Kyung-Shin Yoon, anulado, acabó casi desquiciado, logrando dos goles, uno de penalti, al igual que el extremo danés Hans Lindberg, que hizo uno en finalización y otros dos desde los siete metros, con lo que Pascal Hens, era el que tenía el brazo caliente, marcando cinco goles.

Los hermanos Gille eran los que trataban junto con Heiko Grimm, mantener el partido abierto, pero no lo lograban, ya que Ciudad Real, con la profundidad que le otorga el banquillo, iba estirando las diferencias, que eran de cinco, en el 33, 20-15, de seis, en el 41, 24-18, con un gol de Rutenka, de siete, en el 49, 29-27, tras un gol en eslalon de Entrerríos y de ocho, en el 53, 31-23, después de unos siete metros logrado por Rutenka.

Ni el pundonor de Bertrand Gille, que salía de una lesión de fisura de costilla, ni la de su hermano Guillaume Gille, que hizo jugar bien, a sus compañeros, podían con la defensa 5-1, con muchas ayudas y salidas, con dureza, con mucha presión sobre los jugadores de la primera línea, con gran desgaste físico, que planteo Ciudad Real, para parar el poderoso lanzamiento exterior alemán.

El encuentro finalizó con un 34-27, diferencia de siete goles, que otorga el primer paso al Ciudad Real para meterse en la final de la Liga de Campeones. Pero ya lo advirtió Talant, a Alemania irán a no especular con el resultado y si a ganar.

- Ficha técnica

34 - Ciudad Real (18+16): Sterbik, Laen (1), Stefansson (9, 6p), Davis (1), Parrondo (1), Rutenka (9, 1p) y Zorman (3). También jugaron Hombrados (ps), Morros (1), Dinart (1), Pajovic (1), Kallman (2), Entrerríos (3) y Urios (2),

27 - HSV Hamburgo (14+13): Sandström, Grimm (5), Bertrand Gille (2), Guillaume Gille (6), Lindberg (3, 2p), Krzysztof Lijewski (2) y Pascal Hens (5). Tambien jugaron Bitter (ps), Kyung-Shin Yoon (2, 1p), Ursic (1), Jan Schult (1)

Marcador cada cinco minutos: 2-1; 5-4; 8-6; 11-10; 15-13; 18-14; descanso; 20-16; 23-18; 26-20; 29-22; 32-25; y 34-27.

Árbitros: Miroslaw Baum y Marek Goralczyk, de Polonia. Excluyeron a Davis y Parrondo por el Ciudad Real y a Grimm, Pascal Hens, en una ocasión y en dos a Guillaume Gille.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad