Domingo, 6 de Abril de 2008

Un euro para Ramush

El ex guerrillero kosovar absuelto en La Haya es al mismo tiempo un capo mafioso y un socio de Occidente.

GUILLEM SANS MORA ·06/04/2008 - 19:49h

Las gasolineras en Kosovo están controladas por las mafias; surtirse de combustible pasa muchas veces por esperar largas colas.

La absolución de Ramush Haradinaj el jueves pasado en la Corte Internacional de La Haya ha desatado tanto júbilo entre los albanokosovares como indignación en Belgrado.

El tribunal de la ONU no pudo demostrar que este ex guerrillero del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) y ex primer ministro kosovar hubiera cometido crímenes de guerra, como tampoco Idriz Balaj, ex comandante de las Águilas Negras, una unidad especial del ELK. Los jueces sólo pudieron probar los cargos contra Lahi Brahimaj, el pez chico del trío de procesados, condenado a seis años de cárcel.

La mujer de Haradinaj, Anita, presenta las noticias en la televisión local RTK. Cuando anunció la absolución de su marido, los bocinazos empezaron a sonar en el centro de Pristina, donde los coches pasaban a todo trapo con banderas albanesas y gritos de júbilo. Un millar de albanokosovares se concentraron un día después en el aeropuerto para recibir a su héroe, al que se refieren siempre por su nombre de pila. El aparcamiento se había convertido en una pista de bailes regionales.

"Ramush tiene mucho dinero. Le ha puesto a su hermano una villa de lujo en las afueras de Pristina", comentaba Shkëlzen mientras contemplaba el mar de banderas albanesas a la entrada del aeropuerto.

Este joven albanokosovar admira a Ramush porque es "un gran orador", pero, como sabe que si algo no le falta es el dinero, se ha negado a contribuir a la causa. Algunos de sus amigos, en cambio, han donado un euro a Ramush marcando con el móvil el número 98222 en la operadora local Vala. Esta iniciativa es parte de una campaña pro Ramush que incluye anuncios en vallas publicitarias.Con una puntualidad abrumadora, los carteles con la frase "Ramush, te necesitamos ahora" fueron sustituidos sólo unas horas después de la sentencia por otros que rezaban "Bienvenido a casa".

Para los serbios, Ramush es uno de los peores criminales del ELK, responsable de secuestrar y asesinar a al menos 60 civiles en la región de Dukadjin, al oeste de Kosovo, entre marzo y septiembre de 1998. Pero el tribunal no logró demostrar los secuestros, torturas y asesinatos de serbios y supuestos colaboradores albaneses.La absolución no pilló a nadie por sorpresa. Al fin y al cabo, nueve de los diez testigos que iban a declarar contra Ramush están muertos. A Kujtim Berisha lo atropelló un jeep en Montenegro. Ilir Selmaj recibió una cuchillada mortal en una pelea de bar. Bekim Mustafa y Avni Elejaz fueron tiroteados. Los agentes de la policía kosovar Sabaheta Tava e Isuk Haklaj murieron carbonizados en su coche patrulla. Xhejdin Musta y Sadrik y Vesel Muriçi, testigos protegidos, también fueron víctimas de atentados. El único que vive retiró su declaración tras un intento de asesinato.

Pero a Ramush no se le juzgaba por sus supuestas actividades mafiosas. Cuando comenzó el proceso, diarios alemanes y suizos difundieron análisis de los servicios secretos alemanes y de la KFOR (la misión de la OTAN en Kosovo) según los cuales Ramush es el padrino de una de las tres zonas de influencia de la mafia, la región de Pec/Peja, al oeste de Kosovo. A pocos kilómetros está el pueblo donde nació en 1968, Glodjane. Ramush se convirtió allí en héroe del ELK por repeler un ataque de fuerzas serbias en marzo de 1998. Ramush se dedica "a todo el espectro de actividades criminales, políticas y militares", desde tráfico de armas, drogas, prostitución y manipulación de ayuda humanitaria, según esas fuentes.

¿Héroe o mafioso?

En un país con una renta per cápita similar a la de Burkina Faso-donde tras nueve años de presencia internacional sigue sin existir base económica alguna-, la gente vive de las remesas de los 415.000 kosovares en el extranjero y casi todo está en manos de las mafias. Por ejemplo las gasolineras, que ofrecen todas precios diferentes. Prueba de que los distintos clanes pelean por su control son los tiroteos e incluso explosiones que se producen en ellas de vez en cuando, explica Hasan Petreni, director de la Agencia Anticorrupción de Kosovo, organismo promovido por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. Para los responsables de la UNMIK, la misión de la ONU en Kosovo, que no se juzgara a Ramush por nada relacionado con la mafia fue un alivio.

El actual director de la misión, el alemán Joachim Rücker, hizo gala de camaradería con él horas antes de que volara a La Haya. Su predecesor, el danes Søren Jessen-Peterssen, se había referido a Ramush como "un amigo" y "un hombre de liderazgo dinámico, fuerte compromiso y visión". Ramush había sido una figura importante en el Cuerpo de Protección de Kosovo, creado por la KFOR para "reciclar" a los guerrilleros. De ahí saltó a la política y fue primer ministro durante 100 días a partir de diciembre de 2004. La jefa de los fiscales de La Haya, Carla del Ponte, no se dejó impresionar por el apoyo internacional a Ramush y le considera "un gángster en uniforme".