Domingo, 6 de Abril de 2008

El candidato estadounidense John McCain partidario de normalizar las relaciones con España

EFE ·06/04/2008 - 15:57h

EFE - El candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain.

El candidato republicano a la presidencia de EEUU, John McCain, se declara partidario de normalizar plenamente las relaciones bilaterales con España y de que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero sea invitado a la Casa Blanca.

Así lo declara en una entrevista publicada hoy por el diario "El País", cuyo corresponsal ha acompañado al candidato en plena campaña electoral.

McCain afirma que "es el momento de dejar atrás discrepancias con España" para añadir que le "gustaría que (el presidente Zapatero) visitara Estados Unidos".

"Yo -dice- estoy muy interesado, no sólo en normalizar las relaciones con España, sino en conseguir unas relaciones buenas y productivas con objeto de atender muchos asuntos y desafíos a los que tenemos que hacer frente juntos".

McCain no quiere volver a discutir episodios como la retirada de las tropas españolas de Irak.

"Creo -afirma- que éste es el momento de dejar esas cosas atrás", insistiendo en no comentar el pasado, "y de mirar hacia adelante con la perspectiva de que tenemos muchos más valores y objetivos que nos unen que diferencias que nos separan".

John McCain confía en que la actitud del Gobierno español sea recíproca, porque, indica, "creo que va en beneficio nuestro, de EEUU, así como en beneficio del Gobierno y del pueblo de España continuar el nivel de relaciones estrechas que hemos mantenido durante muchos años".

El rotativo subraya que es la primera vez a lo largo de la campaña electoral estadounidense que un candidato se refiere al actual momento frío de las relaciones diplomáticas entre España y EEUU, cuyos dos presidentes llevan más de cuatro años sin reunirse.

El diario se hace eco de las palabras de los asesores de McCain que pronostican que el Gobierno español no debería de encontrar muchas dificultades para entenderse con él.

Pero advierten de que hay un asunto de política internacional en el que McCain es muy sensible y con el que las autoridades españolas deben de tener mucho cuidado: Cuba.

"El País" recuerda que Cuba es un "casus belli" de orden moral para el senador estadounidense y señala que durante sus casi cinco años como prisionero en Vietnam, McCain accedió en una ocasión a ser entrevistado por un presunto periodista que formaba parte de una supuesta delegación de paz española.

En realidad, añade, se trataba de un psiquiatra cubano que le preguntó cosas como si estaba arrepentido por haber bombardeado Vietnam y que después publicó esa entrevista en Granma convertida en el retrato de un psicópata.

Además, agrega el rotativo, McCain vivió varios años en Florida, lo que le ha mantenido vinculado siempre a los problemas del exilio cubano, al que ha prometido proteger y ayudar al máximo si es elegido presidente.