Domingo, 6 de Abril de 2008

El Gobierno y la oposición de Kenia siguen sin acuerdo tras una reunión maratoniana

EFE ·06/04/2008 - 20:34h

EFE - El presidente keniano, Mwai Kibaki (izqda), conversa con el líder del Movimiento Democrático Naranja, Raila Odinga.

Kenia sigue sin gobierno de coalición pese a la maratoniana reunión mantenida hoy en Nairobi entre el presidente keniano, Mwai Kibaki, y el líder del partido opositor Movimiento Democrático Naranja (ODM), Raila Odinga.

Estaba previsto que hoy se anunciara la composición del primer gobierno de coalición de la historia de Kenia después de más de un mes de negociaciones tras la firma del acuerdo de reconciliación nacional, el pasado 28 de febrero, auspiciado por el ex secretario general de la ONU y mediador en la crisis política, Kofi Annan.

Sin embargo, ayer, sábado, se anunció el aplazamiento del anuncio por divergencias de última hora, aunque a primera hora de hoy se reanudaron las conversaciones con la esperanza de que el acuerdo se pudiera cerrar a lo largo de la jornada.

Pero los dos líderes salieron hoy de las oficinas de la Presidencia sin haber llegado a un acuerdo y dijeron que se reunirán de nuevo mañana por la tarde.

Kibaki y Odinga acudieron a las oficinas de la Presidencia a las 10.00 hora local (08.00 GMT) y permanecieron reunidos hasta las 18.00 (16.00 GMT).

A la salida, ninguno realizó declaraciones pero la oficina de prensa de la Presidencia emitió un comunicado en el que indicó que ambos líderes han pedido más paciencia al pueblo keniano.

La reunión de mañana impedirá a Kibaki viajar a la India para participar en la cumbre entre la India y los países de África, a la que asistirá el ministro de Asuntos Exteriores, Moses Wetangula.

Aunque no se ha dado ninguna información oficial, los medios de comunicación presentaron un borrador de la lista propuesta por Kibaki.

Según la cadena KBC y el periódico "Daily Nation", el presidente ha propuesto los llamados ministerios de "segunda fila" para el ODM, que, por su parte, exige un reparto equitativo de las carteras para respetar la proporción de las fuerzas políticas en el Parlamento, donde la oposición es mayoritaria.

El portavoz del ODM, Salim Lone, repitió hoy a Efe sus declaraciones de la pasada semana en las que aseguró que su formación "no quiere los huesos sino también parte del filete".

Por su parte numerosas asociaciones kenianas no obtuvieron permiso para manifestarse en el céntrico parque Uhuru de Nairobi para protestar contra lo que consideran un excesivo número de ministros en el futuro nuevo gabinete.

Kibaki y Odinga acordaron la creación de un ejecutivo con 40 ministros, al que organizaciones sociales y diplomáticos acreditados en Nairobi consideran desmesurado y opinan que el coste será demasiado caro para las arcas de un país que sufre la peor crisis económica desde la independencia.

Los diputados kenianos tienen los sueldos más elevados del mundo, unos 8.000 euros mensuales.

El acuerdo que se quiere cerrar ahora forma parte del pacto político firmado el 28 de febrero como colofón de unas negociaciones que pusieron fin a más de dos meses de violencia tribal surgida tras las elecciones generales del pasado 27 de diciembre.

Kibaki fue entonces proclamado vencedor pese a las acusaciones de fraude por parte de la oposición.