Domingo, 6 de Abril de 2008

Laporta se enciende ante las peñas

El presidente del Barcelona exige a los peñistas que no se dejen "engañar" por "hipócritas y embaucadores que se hacen pasar por barcelonistas".

EFE ·06/04/2008 - 18:30h

EFE - Varias personas participan en la comida organizada con motivo del 31 Encuentro mundial de peñas barcelonistas que se celebra en L'Hospitalet.

Vehemente y encendido como nunca antes se le había visto en público, el presidente del Barcelona, Joan Laporta, arengó hoy a los 864 aficionados presentes en el encuentro mundial de peñas barcelonistas, a quienes exigió que no se dejen "engañar" por "hipócritas y embaucadores que se hacen pasar por barcelonistas" y que mantengan alta la autoestima para "defender al club" en los dos frentes abiertos del primer equipo, la Liga y la Champions.

Laporta se expresó en un tono impetuoso y enérgico, con un punto de enfado en su discurso, en un intento de transmitir a los peñistas presentes en la 'Trobada' (encuentro) de L'Hospitalet su fe en el equipo. Quiso dejar muy claro el presidente que el Barça "aún aspira a todo en la Liga y en la Champions" y que el equipo "no está tan mal como algunos quieren hacer ver".

En su intención de luchar contra ese "punto de desencanto" que detectó entre los peñistas, Laporta llegó a exigir a los aficionados que estén alerta ante los teóricos enemigos del club, "los hipócritas que hacen ver que son del Barça y no lo son, o bien otros hipócritas que sí son del Barça, pero que miran antes sus intereses que los del club".

Pide unidad y "dejarse de tonterías" 

"¡Me están embaucando a alguno de ustedes y no me gusta que les engañen!", proclamó Laporta en el punto con más decibelios de su intervención, "no caigan en la trampa, estén al loro con todos aquellos que dicen ser del Barça porque si no, no los leería ni los escucharía nadie".

Sin citar nombres, el presidente criticó a quienes, a su juicio, "están más interesados en hablar de los que no están". Incluso llegó a adelantar sus planes de futuro en cuanto al nuevo entrenador del equipo en caso de que Frank Rijkaard no continúe: "nosotros tenemos un estilo de juego, y los que quieren otros entrenadores con otro modelo, es respetable, pero que sepan que no vendrán al Barça".

Laporta insistió además en defender la unidad del barcelonismo -"no podemos estar pegándonos tiros entre nosotros"- para evitar "hacerles el juego a quienes nos quieren mal". "Hay que dejarse de 'collonades' (tonterías) y estar por lo que realmente importa", añadió el dirigente del Barcelona durante su intervención en el congreso anual de peñas, cierre de la 31ª edición de la 'Trobada' mundial de L'Hospitalet.