Domingo, 6 de Abril de 2008

Javier Cámara, un padre que busca recuperar su vida en "Fuera de carta"

EFE ·06/04/2008 - 18:22h

EFE - El director Nacho García (i) y los actores Javier Cámara (c) y Benjamín Vicuña durante la presentación de la película "Fuera de carta" que concursa en la sección oficial de largometrajes a concurso dentro de la undécima edición del Festival de Málaga de Cine Español.

Javier Cámara interpreta en "Fuera de carta", una comedia dirigida por Nacho García Velilla que hoy se presenta en la sección oficial del Festival de Cine Español de Málaga, a un padre que quiere recuperar a sus hijos, pero también su verdadera vida después de años de mentiras.

El actor encarna a Maxi, obsesionado por conseguir una estrella Michelín para el restaurante que regenta en Chueca, y que vive su homosexualidad sin complejos, aunque todo cambia cuando aparecen sus dos hijos, fruto de un matrimonio para guardar las apariencias, y un atractivo ex futbolista argentino.

Según García Velilla, la película trata sobre una serie de personajes "que atraviesan una crisis vital", y su principal objetivo es "entretener y que la gente pase un buen rato, aunque si también se quieren hacer preguntas, bienvenido sea".

La historia surgió de varios casos reales en los que le llamó la atención "que en la España de la nueva legislación de los matrimonios homosexuales, que se abre al mundo de la modernidad, hubiera personas que han pasado una vida que no era la suya, que han salido del armario y se han visto obligados a construir una nueva vida".

"Fuera de carta" se ambienta en un restaurante porque García Velilla se confiesa un "apasionado" de la gastronomía y porque necesitaba que el protagonista "tuviera un trabajo que le anulara su faceta personal".

El director, que también trabajó en la serie televisiva "Siete vidas", pone especial énfasis en "pulir" los diálogos, ya que "la comedia es una máquina de precisión".

Sin embargo, no cree que la estructura de esta película sea la misma que la de una serie, ya que responde a la comedia clásica, pese a que los diálogos "tienen matices que pueden recordar a la televisión, pero está más trabajado el matiz de cada personaje".

Por su parte, Cámara ha recordado que trabajó junto a García Velilla en 86 capítulos de "Siete vidas" hasta que la abandonó para emprender otros proyectos y ha asegurado que una de las claves del éxito de la serie eran sus diálogos, que estaban "muy bien escritos".

El actor ha defendido el cine español, ya que opina que, si no consigue más éxitos en nuestro país, se debe a "cómo lo vendemos", y "no es problema del producto".

En este sentido, ha recordado el caso de la película "Torremolinos 73", de Pablo Berger, que llegó "escondida" al Festival de Málaga, del que salió como triunfadora, y "ya va por más de cien premios internacionales en festivales de todo el mundo".