Domingo, 6 de Abril de 2008

La Feria de Abril comienza mañana a la espera de recibir miles de visitantes

EFE ·06/04/2008 - 16:10h

EFE - La Feria de Abril, compuesta por 1.047 casetas, comenzará mañana a las doce de la noche con la tradicional prueba del "Alumbrao" de las 367.000 bombillas que iluminarán esta ciudad efímera, construida para la diversión y que será visitada por cientos de miles de personas durante la semana.

La Feria de Abril, compuesta por 1.047 casetas, comenzará mañana a las doce de la noche con la tradicional prueba del "Alumbrao" de las 367.000 bombillas que iluminarán esta ciudad efímera, construida para la diversión y que será visitada por cientos de miles de personas durante la semana.

Por las calles de la feria se celebrará cada día el paseo de caballos y de carruajes --se prevén unos 1.400 coches de caballos-- que sólo se deslucirá por la probabilidad lluvias que se esperan hasta el jueves, según la Agencia Estatal de Meteorología.

En esta edición, cuyas jornadas previas han estado marcadas por el sol y las altas temperaturas, al igual que en años anteriores, ha contado con gran afluencia de público en los días de preferia, cuando gran parte de las casetas ultiman preparativos y cuyos socios aprovechan para reunirse y "hacer el cuerpo a la feria".

El Real de la Feria tendrá 15 calles, con una superficie de 400.000 metros cuadrados del total de terreno destinado a esta celebración, 1.200.000 metros cuadrados que acogen también la denominada "Calle del Infierno", donde se ubican las atracciones y que ocupa otros 300.000, y los seis aparcamientos habilitados para la ocasión.

Inicialmente, la Feria de Sevilla, que data de 1846, tenía un uso mercantil agropecuario, y comenzó gracias a la petición de los concejales Jose María Ibarra y Narciso Bonaplata, quienes solicitaron al pleno la licencia de ferias debido a la situación deprimida de Sevilla, a la que un huracán había asolado años antes.

Desde entonces, y anualmente, los sevillanos tienen una cita con la Feria que comienza con el "pescaíto" del lunes y que acabará con los fuegos artificiales del domingo.

Este año la portada del Real representa un monumento emblemático de la ciudad, el Costurero de la Reina -diseñado por Jose Manuel Peña Jiménez-, y mide 50 metros de frontal, pesa 180.000 kilos y lo iluminan 25.000 bombillas, 3.000 más que en la edición anterior; y para su montaje se han invertido 17.000 horas de trabajo y 470.000 euros.

El "rebujito" -mezcla de vino de manzanilla y refresco gaseoso- es una de las bebidas más demandadas los últimos años para acompañar las tapas -como jamón, tortilla de patatas o pescado frito- mientras se reponen fuerzas para bailar las sevillanas.

Es tradicional que las mujeres se vistan de flamenca -el único traje regional sujeto a modas y en permanente evolución-, con vestidos de lunares y volantes tradicionalmente, y este año se verán muchos trajes estampados con manga larga y talle bajo.

Las casetas son estructuras metálicas recubiertas de lonas con listas verdes o rojas, que cuentan con una barandilla verde así como, a manera de dintel, un triángulo decorado con diversos motivos en el que aparecen el número o nombre de cada una de ellas y que se ubican en calles con nombres de toreros.

Para la feria se acondicionará un centro hospitalario de primeros auxilios abierto permanentemente, un retén de bomberos, un área de seguridad con dependencias de Policía Nacional, Policía Local y Protección Civil, además de un área de mantenimiento con asistencia de control eléctrico, un punto de asistencia veterinaria en horario de paseo de caballos y la caseta de niños perdidos.