Sábado, 5 de Abril de 2008

El mapa del poder se está rediseñando

Tras la derrota electoral, el PP ha empezado a mover nuevas fichas

Y. G. ·05/04/2008 - 23:42h

La estructura del Partido Popular ha comenzado un proceso de rediseño que llegará a su culminación en el XVI Congreso, que se celebrará en Valencia los días 20, 21 y 22 de junio. Pero los cambios ya han empezado a sentirse, sobre todo en el Congreso de los Diputados, donde la renovación ha sido total respecto a la pasada legislatura.

Bajo el mando de Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz en el Congreso, y de José Luis Ayllón, secretario general, Mariano Rajoy ha puesto nuevas caras y más jóvenes. Con este golpe de mano, el presidente del PP ha pretendido premiar la lealtad y el trabajo de los últimos años. Entre los portavoces adjuntos destacan Fátima Báñez, diputada por Huelva y muy cercana a Sáenz de Santamaría, y Cayetana Álvarez de Toledo, mano derecha de Ángel Acebes.

Pendiente del Congreso

Será a partir de junio cuando comience a andar la nueva estructura del partido. Una de las principales incógnitas es a quién confiará Rajoy ser secretario general de su candidatura. Mientras tanto, un amplio equipo de conservadores ha comenzado ya a trabajar para poner en marcha el citado Congreso. Es un grupo de nueve personas, que se encargará de exponer tres ponencias: estatutos, política y economía. Al frente de ellos, Rajoy ha ubicado a Ramón Luis Valcárcel, presidente de Murcia.

Otro núcleo de poder del Partido Popular está formado por algunos de sus líderes autonómicos y locales. Y aquí, Madrid y Valencia se llevan la palma. No en vano, son, junto a Murcia, las comunidades en las que el PP acapara gran parte de sus votos.

El poder autonómico del PP tiene dos nombres claros: Esperanza Aguirre y Francisco Camps. De hecho, serían dos firmes candidatos a presidir el partido si Mariano Rajoy no llega a la cita electoral del año 2012.
De momento, el líder del PP no ha premiado en sus últimos movimientos ni a la presidenta de la Comunidad de Madrid ni al presidente de la Generalitat Valenciana.

Esperanza Aguirre, por su parte, sigue pendiente de los posibles avances políticos de su principal rival, Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde
de Madrid.

La vieja guardia

En la nueva estructura del PP la generación de Aznar, antecesor de Rajoy y presidente de FAES, parece estar perdiendo peso. De hecho, la fundación que dirige ha dejado de influir decisivamente en la política del partido.

Eduardo Zaplana dejó su puesto de portavoz en el Congreso para pasar a ser un diputado raso y ha visto como Mariano Rajoy ha preferido premiar a Francisco Camps en la Comunidad Valenciana. El eurodiputado Jaime Mayor Oreja también ha perdido peso en el PP.

En este panorama, los medios de la derecha han tomado partido. El Mundo, la Cope, Libertad Digital y Telemadrid se resisten a la jubilación de la vieja guardia en favor de los nuevos valores. Creen que las últimas decisiones de Rajoy han sido arriesgadas y que prescindir de determinados perfiles, como Esperanza Aguirre, le va a salir muy caro. El locutor Federico Jiménez Losantos, de la emisora episcopal, ha sido especialmente crítico con Sáenz de Santamaría.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad