Sábado, 5 de Abril de 2008

Serena Williams, campeona de nuevo en Miami

EFE ·05/04/2008 - 22:38h

EFE - La estadounidense Serena Williams devuelve una bola a su contrincante, la serbia Jelena Jankovic durante la final torneo de Cayo Vizcaíno en Florida, Estados Unidos.

La estadounidense Serena Williams revalidó su título de campeona en el Master Series de Miami al vencer en dos horas y 25 minutos a la serbia Jelena Jankovic en tres sets, por 6-1, 5-7 y 6-3.

Williams, vigente campeona del torneo, consigue de esta manera su quinto título del Master Series de Miami, un logro que ya obtuvo también en 2002, 2003 y 2004.

La estadounidense iguala a la alemana Steffi Graf, con cinco entorchados en 1985, 1987, 1988, 1994, 1995 y 1996.

Serena abrió el duelo con un saque directo. Jankovic contestó con una derecha ganadora. Así se trataron ambas jugadoras, de tú a tú, exhibiendo su mejor versión, pero la igualdad duró poco.

La estadounidense golpeó primero al romperle el servicio a la serbia por partida doble y hacerse con la primera manga por 6-1 en 28 minutos.

Poco pudo hacer la número tres del mundo para evitar la debacle: la potencia en el saque de Williams -tres saques directos-, los restos demoledores y su fortaleza física se impusieron a una Jankovic a la que le costaba encontrar su juego.

La norteamericana quería poner la directa hacia el título y se hizo con los tres primeros juegos, hasta que Jankovic, al fin, logró romperle el servicio por primera vez en el partido y mantener el suyo para ponerse con 3-2.

Con 5-3 y saque de Jankovic, la serbia no se amilanó y le negó a Williams llevarse el partido. A la siguiente ocasión que tuvo la estadounidense, tampoco lo logró al encajar el juego en blanco, lo que colocaba las tablas en el segundo set (5-5).

El público jaleaba a la serbia a pesar de que Williams jugaba en casa. Quería que el partido se alargase. Y así fue. La estrella local, picada en su orgullo, no evitó el cuarto juego consecutivo de Jankovic, que no podía disimular su alegría (5-7).

Un set para cada una y partido nuevo. Aunque la serbia, aquejada de un fuerte catarro, llegó tocada a la manga definitiva. "Siento que tengo la cabeza a punto de explotar", se le pudo escuchar.

Sin duda le pasó factura. Una agresiva Williams se hizo con los cinco primeros juegos de forma inapelable pero Jankovic primero salvó el honor de no caer con un set en blanco y después resistió manteniendo su saque para colocar el 5-2.

No cesó ahí su resistencia porque Williams desperdició un 40-0 a su favor y permitió que la serbia remontase y se colocara con 5-3.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad