Sábado, 5 de Abril de 2008

Antonio López y El Greco llevan la "primavera española" a Estados Unidos

EFE ·05/04/2008 - 21:09h

EFE - Los estadounidenses serán los primeros en ver las monumentales cabezas que Antonio López ha esculpido para la estación de Atocha, porque el Museo de Bellas Artes de Boston las expondrá en primicia en la "Primavera Española".

Los estadounidenses serán los primeros en ver las monumentales cabezas que Antonio López ha esculpido para la estación de Atocha, porque el Museo de Bellas Artes de Boston las expondrá en primicia en la "Primavera Española" que ha organizado con una retrospectiva de su obra y una muestra en torno a El Greco.

La Infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, inaugurarán el día 12, con una cena de gala, la exposición de "De El Greco a Velázquez: Arte durante el reinado de Felipe III" y la de "Antonio López García", aunque la primera de ellas se abrirá al público a partir del día 20. Ambas concluirán el 27 de julio.

La retrospectiva de López (1935, Tomelloso, Ciudad Real) es la segunda que se hace en el mundo de este artista, del que solo se ha hecho una exposición de parecidas características en 1993 en el Reina Sofía, en Madrid.

Los visitantes del Museum of Fine Arts podrán ver allí "casi todo" lo importante de la obra de López, que se caracteriza por el realismo con el que retrata la vida familiar, la cotidianeidad, los rostros y el paisaje que le rodean con una fidelidad, meticulosidad y profundidad únicas.

Se trata de 55 óleos, dibujos y esculturas, entre ellas 38 obras procedentes de España, 9 de los fondos del museo, y el resto de museos europeos y estadounidenses así como de colecciones privadas.

La exposición supone además el estreno de "Día y Noche", las dos gigantescas esculturas en bronce que ha esculpido de la cabeza de su nieta Carmencita cuando ésta era un bebé, y que se llaman así porque en una tiene los ojos cerrados y en otra abiertos, ha explicado a Efe un portavoz de su marchante, la galería Marlborough.

Cada una pesa 1,6 toneladas y mide 2,5 metros de alto por 2 de ancho. Ahora flanquearán la entrada del museo de Boston por Huntington Avenue y "próximamente", aunque aún sin fecha fija, según las mismas fuentes, se plantarán en la estación Atocha, para donde han sido creadas.

La retrospectiva también incluye el cuadro "Madrid desde Vallecas", un monumental "fresco" de Madrid que tardó 9 años en acabar y que el autor ha calificado como "la obra de su vida".

La pintura mide 2,5 metros de alto por 4 de ancho y muestra una amplia vista de la capital con la Sierra de Guadarrama al fondo, captada desde la torre de bomberos del parque de Vallecas.

La otra exposición, "De El Greco a Velázquez", tiene el foco puesto en la brillante época que sirvió como telón de fondo al final de la carrera de El Greco y a los comienzos de la de Velázquez.

Con cerca de 60 cuadros, 11 de ellos de El Greco y 7 de Velázquez, la muestra arroja una nueva luz sobre el periodo de 23 años, de 1598 a 1621, en el que reinó en España uno de los reyes más desconocidos, Felipe III.

"De El Greco a Velázquez" ofrece un profundo estudio del arte español en el contexto político, social y religioso de ese tiempo, acotado por el notable y original estilo que caracteriza los últimos años de El Greco y el emergente naturalismo del joven Velázquez.

Es también la "presentación" de las obras de los mucho menos conocidos pero muy dotados artistas Juan Bautista Maino, Juan Sánchez Cotán, Luis Tristán y Gregorio Fernández.