Viernes, 4 de Abril de 2008

Chávez reitera que pagará "hasta el último centavo" a las cementeras que nacionalice

EFE ·04/04/2008 - 20:23h

EFE - La medida tomada por Chávez afectaría a la mexicana Cemex, el mayor fabricante de cemento y hormigón de Venezuela, a la suiza Holcim, y a la francesa Lafarge.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, reiteró hoy que pagará "hasta el último centavo" a las empresas extranjeras que producen cemento en su país, las que confirmó que su Gobierno someterá próximamente a un proceso de nacionalización.

"Quiero garantizar que nosotros respetamos el derecho de esas empresas. Venezuela ha demostrado ser un país responsable; es decir, reconoceremos sus activos y les pagaremos hasta el último centavo, pero vamos a recuperar las empresas de cemento privatizadas y (entregadas) a multinacionales", manifestó en un discurso nocturno ante jóvenes que terminaron sus estudios universitarios.

Las principales empresas de esa industria en Venezuela son la mexicana Cemex, responsable de alrededor de la mitad de las doce millones de toneladas de la producción nacional del producto, asimismo de buena parte de hormigón y agregados (arena y grava); la francesa Lafarge, con un cuarto del total de cemento producido, así como la suiza Holcim, con alrededor de un 17%.

Al anunciar el jueves esa nacionalización, Chávez ya había dicho que la nacionalización en ese sector, como ha sido en el del petróleo, las telecomunicaciones y la electricidad, principalmente, serán fruto de negociaciones para determinar las indemnizaciones o definir acuerdos de compraventa.

"Le pagamos lo que cueste a esa gente y vamos de una vez a hacer ese plan tecnológico para modernizar de una vez esas plantas de cemento y tener en manos del Estado el poder social. Es algo estratégico", indicó el jueves.

Hoy recordó que todas ellas fueron privatizadas unos cinco años antes de su llegada al poder en 1999, y que hoy el Estado "las necesita, porque ha habido una explosión (de crecimiento) en la construcción".

"Uno de los problemas -agregó- es que muchas veces aquí se han frenado los planes de vivienda porque se acaba el cemento y además lo venden bien caro", pese a que "la materia prima es muy barata y es nuestra".

Las minas de caliza "son nuestras, del país", pero esas empresas venden el cemento a precios "inflados", remarcó.

"Un empresario me dijo -prosiguió- que el cemento venezolano es uno de los más caros del mundo, y que por eso prefería traerlo de Europa", lo que se debe "a un monopolio" que permite que "inflen artificialmente los precios", porque "se ponen de acuerdo" para ello, denunció.

Cargando el debate... Si el debate no se muestra, puedes verlo en http://WWW.QUONERS.ES/q/ley-financiacion-partidos-politicos