Viernes, 4 de Abril de 2008

Encuentran con vida a los tripulantes de una embarcación a la deriva desde mediados de marzo

Fueron localizados por un buque a 160 millas de Tenerife y llevaban ocho días sin beber agua. Están siendo trasladados a un hospital de Gran Canaria

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·04/04/2008 - 16:15h

Sanos y salvos aunque perdidos en el océano. Salvamento Marítimo ha conseguido localizar hoy a 160 millas de Tenerife a los dos tripulantes del 'Saulo', que llevaba a la deriva desde mediados de marzo, gracias al aviso de un buque mercante que avistó el barco. Según el equipo de rescate, ambos se encuentran en buen estado a pesar de que llevan ocho días sin beber agua. Los desaparecidos son el dueño del barco, J.Q.V., de 61 años y residente en el municipio de Arucas, y el capitán de navío C.H.M., que reside en Agaete.

Ambos están siendo trasladados en helicóptero a un hospital grancanrio y se prevé que llegue sobre las 19.00 horas a Las Palmas de Gran Canaria. Asimismo, el remolcador de Salvamento Marítimo 'Salimer', que patrulla en la zona, se está desplazando al lugar de los hechos para remolcar el barco que quedó a la deriva y se espera que su búsqueda continúe hasta mañana. 

La desaparición de los dos tripulantes, ambos de Gran Canaria, fue denunciada a la Policía Judicial de Las Palmas por el hijo del propietario del barco, después de que perdiera la comunicación a través del teléfono móvil el pasado día 13. El 'Saulo' repostó combustible en el puerto de Barbate el pasado día 11 de marzo, según Salvamento Marítimo de Andalucía. Anteriormente, el día 3 de marzo, la Guardia Civil lo halló varado en la playa de Zahara de los Atunes y comprobó que carecía de requisitos y de autorización para efectuar la travesía al Archipiélago.

El propietario del barco y el capitán se encontraron en Barbate para efectuar la travesía, según constó en la denuncia, en la que también se señaló que en la última llamada a su móvil se escucharon palabras en árabe, por lo que la familia llegó a pensar que se trataba de un secuestro. A partir de ese día no se tuvo ninguna noticia de la embarcación.