Viernes, 4 de Abril de 2008

El Gobierno dice que está en continuo contacto con la Generalitat y apela a la responsabilidad

EFE ·04/04/2008 - 14:19h

EFE - El río Ebro por la localidad de Tortosa.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado hoy que la Administración central está en "permanente" contacto con la Generalitat para buscar soluciones a la "gravísima" sequía que padece Barcelona y ha apelado a la responsabilidad, al rigor y a la seriedad en este tema.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha reiterado el rechazo del Gobierno al trasvase del Segre al Llobregat, como ha planteado la Generalitat de Cataluña, por razones "de peso", tanto técnicas como socioeconómicas y medioambientales.

No obstante, ha insistido en que los barceloneses "pueden estar tranquilos, porque no les va a faltar el agua para beber", al igual que no les ha faltado en los últimos cuatro años a los murcianos, valencianos, castellanomanchegos y andaluces.

La vicepresidenta ha reiterado que se trata de un asunto muy serio, que hay que abordar de manera muy responsable y que debe tener respuestas "muy medidas, muy serias y muy rigurosas".

Desde esa perspectiva, el Gobierno está buscando métodos de abastecimiento "rápidos, eficaces y viables" desde el punto de vista económico, social y medioambiental, y ha reiterado que el trasvase del Segre "no lo es".

Las diferentes alternativas, que van desde la utilización de pozos, aguas subterráneas y transporte de agua en barco, hasta la desalinización, están siendo analizadas por la ministra de Medio Ambiente en funciones, Cristina Narbona, junto con la Generalitat, ha explicado.

Las soluciones se conocerán "en su momento, cuando las tengamos definitivamente ultimadas", ha dicho De la Vega, quien ha asegurado que se llevarán a cabo "todas las reuniones que sean necesarias, en todos los ámbitos que sean necesarios".

En cuanto a las razones técnicas y medioambientales que desaconsejan el trasvase del Segre, De la Vega ha argumentado que su caudal "resulta claramente insuficiente" y es un río de cabecera, además de que un importante tramo debería discurrir por otro río seco como es el Llobregat.