Viernes, 4 de Abril de 2008

El Poder Judicial propone expedientar al juez Tirado por una falta muy grave de desatención

Por una falta muy grave de desatención, al no ordenar la sentencia que condenaba por abusos a su hija al detenido por la muerte de la niña Mari Luz Cortés.

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·04/04/2008 - 13:45h

El titular del juzgado 1 de lo Penal de Sevilla, Rafael Tirado. EFE

El servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial ha propuesto la apertura de un expediente por una falta muy grave de desatención a Rafael Tirado, el juez de Sevilla que no ordenó ejecutar la sentencia que condenaba por abusos a su hija al detenido por la muerte de la niña Mari Luz Cortés.

Así lo han informado fuentes del CGPJ, que han señalado que la propuesta será estudiada el próximo lunes por la comisión discipinaria de este órgano, que podría sancionar al magistrado con el traslado forzoso, la suspensión e incluso la separación de la carrera judicial.

Por otra parte, el servicio de Inspección ha propuesto archivar la investigación abierta al juez de la Audiencia Provincial de Sevilla Javier González, que tardó casi tres años en confirmar la sentencia dictada por Tirado, porque la falta en la que podría haber incurrido ha prescrito.

Cadena de errores 

El llamado '"caso Mari Luz' ha desatado la polémica al constatarse que hubo una cadena de errores judiciales que provocaron que el presunto asesino de la niña onubense de 5 años estuviera en libertad pese a tener dos condenas por pederastia, una de ellas contra su propia hija.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió los padres de la niña que se depurarían responsabilidades.

La condena de 2002 contra Del Valle fue confirmada en diciembre de 2005 por la Audiencia Provincial de Sevilla, pero antes de que fuera firme, y por tanto de que este hombre tuviera antecedentes, hubo otro juicio, en julio de 2003, en el que fue condenado a dos años por abusos sexuales a una menor, pero no le supuso el ingreso en prisión.

En 2006 el Juzgado nº1 de Sevilla emitió una orden de averiguación de domicilio, que no se concretó.

Actualmente, Del Valle se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza decretada por el Juzgado nº1 de Huelva junto con su hermana, acusados ambos de un delito de asesinato, y él además de otro contra la libertad sexual, por la muerte de la niña de cinco años.

El cadáver de Mari Luz Cortés apareció flotando en un muelle de la ría de esta ciudad andaluza el pasado 8 de marzo, 54 días después de su desaparición.

El juez Rafael Tirado Márquez, que mantuvo en libertad a Santiago del Valle, ha dicho que siempre que la causa estuvo bajo su control se tramitó con celeridad, aunque lamentó que la funcionaria encargada de hacerlo estuvo cinco meses de baja sin sustitución.

Noticias Relacionadas