Viernes, 4 de Abril de 2008

La modelo Jessica Almada absuelta de un delito de tráfico de drogas se plantea pedir indemnización

EFE ·04/04/2008 - 12:39h

EFE - Los padres de María Belén Téllez, una de las dos modelos argentinas que fueron detenidas en octubre de 2006 en el aeropuerto de El Prat, a su llegada a la Audiencia de Barcelona el pasado miércoles.

Los abogados de la modelo argentina Jessica Almada, absuelta junto a su compañera y compatriota Belén Téllez de la acusación de un delito de tráfico de cocaína, se plantean presentar una reclamación por el cerca de año y medio que la joven ha pasado en prisión provisional a la espera de juicio.

José Ángel González Franco, responsable del bufete que ha defendido a Jessica, que cumplió 20 años durante su estancia en la cárcel, ha reconocido, no obstante, en rueda de prensa, que "no será sencillo" sustentar la demanda, ya que la Sala mantuvo la prisión provisional por el riesgo de fuga de las modelos al ser extranjeras, "por lo que los tribunales no se la juegan y suelen decretar prisión".

Las modelos fueron detenidas en el aeropuerto de El Prat junto al mánager de la agencia en la que trabajaban, Alejandro Jorge Panno, también de nacionalidad argentina -que ha sido condenado a 11 años de prisión y al pago de una multa de dos millones de euros- cuando portaban cuatro maletas que ocultaban 16 kilos de cocaína.

Jessica Almada se ha mostrado "supercontenta" con la sentencia que la absuelve por falta de pruebas para demostrar que conocía el contenido de las maletas, propiedad de Panno, quien desde el primer momento desvinculó a las jóvenes del tráfico de drogas y que dijo en el juicio que su única culpa fue que le acompañaran en el viaje.

Almada, a la que se le devolverá el pasaporte en cinco días para que pueda salir del país -independientemente de si el fiscal recurre la sentencia o no- ha afirmado que no guarda rencor "a nadie", y ha vuelto a decir, ahora con la confianza que otorga el fallo judicial: "soy inocente, y lo repetiré 10.000 veces".

"Hay que aprender a perdonar, mirar adelante y empezar de nuevo", ha afirmado la joven argentina que, aunque reconoce ser ahora un poco más desconfiada hacia la gente en general, ha confesado que no se le han pasado las ganas de ser modelo y que espera continuar con su carrera, tanto en Argentina, desde donde ha recibido un montón de llamadas, como en España.

Resignada, ha calificado el período que ha pasado en la cárcel, compartiendo celda con tres reclusas más, "como un año y medio de trabajo perdido" que, además, le ha servido para "abrir los ojos" y madurar "a la fuerza", además de para hacer gimnasia y aprender algo de catalán en los cursos que ofrece este centro penitenciario.

La modelo ha adelantado que antes de volver a Argentina pasará unos días en España, y que una de las primeras cosas que hará será comerse un asado, plato de carne típico de su país.

Para la abogada de Almada, María Pascual, en el juicio ha quedado acreditado documentalmente que entre las modelos y Panno había una relación laboral, y que la agencia no era "una tapadera" como afirmó la instructora del caso.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad