Viernes, 4 de Abril de 2008

Reino Unido trata de prevenir el acceso de los pederastas a las redes sociales

Interior sugiere a los padres que hablen a sus hijos del riesgo de ser seducido en la Red

PÚBLICO.ES ·04/04/2008 - 11:59h

El Gobierno británico tomará medidas para prevenir el acceso de pederastas a redes sociales de internet como Facebook o Bebo, que pueden ser utilizadas por menores.

Los planes, que aún deben ser ultimados, incluyen obligar a los pederastas convictos a facilitar su dirección de correo electrónico a la Policía, que a su vez se la daría a los proveedores de internet para que les bloquearan el acceso.  Quienes se nieguen a cooperar de esta manera, se enfrentan a penas de hasta cinco años de cárcel.

El Ministerio del Interior ha reconocido que todavía hay que estudiar hasta qué punto éstas y otras medidas serían efectivas dado el alcance global de Internet, y que algunas de estas redes sociales, como MySpace o el propio Facebook, tienen su sede en el extranjero.

Hablar con los hijos 

Las nuevas medidas podrán ser aplicadas cuando el Parlamento apruebe una legislación pendiente que permitirá al Gobierno cambiar los términos actuales del registro de delincuentes sexuales, lo que podría ocurrir después del verano.

Además de un mayor control del acceso a Internet, Interior sugiere también en su Guía para los contactos sociales en la red que los padres hablen a sus hijos, aunque resulte embarazoso, del riesgo de ser seducido en la Red.

En esa lista de recomendaciones para la seguridad, el Gobierno da detalles sobre cómo los jóvenes pueden evitar ponerse a sí mismos en situaciones comprometidas. Les aconseja, entre otras cosas, no colgar fotos "explícitas o sexualmente provocativas", y pensar bien antes de compartir material e información personal, especialmente cuando se trata de imágenes de fiestas o comportamientos escandalosos.

El Ejecutivo ha hecho públicas estas directrices después de que el regulador británico de telecomunicaciones, Ofcom, revelara hace unos días que un 49 por ciento de jóvenes entre 8 y 17 años tienen un perfil en una red social de Internet.