Viernes, 4 de Abril de 2008

Duran descarta el 'sí' a Zapatero pero espera gestos hacia Cataluña en el futuro

EFE ·04/04/2008 - 13:50h

EFE - El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, en una imagen de la pasada semana.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha anunciado hoy que su grupo no votará a favor de José Luis Rodríguez Zapatero en su investidura como presidente del Gobierno, si bien espera que en los próximos meses éste haga gestos hacia Cataluña y se vaya ganando la confianza de CiU.

En su carta web semanal, Duran ha reconocido que "sólo se le puede encargar la formación de gobierno a Rodríguez Zapatero", ya que "su partido ha sido el ganador de las elecciones con él al frente" y además "no hay ninguna alternativa política a un Gobierno del PSOE".

"Pese a que creemos que es el PSOE quien debe gobernar y Rodríguez Zapatero quien debe presidir el Gobierno, nosotros no le votaremos. No le tenemos confianza. No sé si a lo largo de los próximos cuatro años se la puede ganar o no", ha apuntado.

Según Duran, el presidente del Gobierno "sólo puede ganarse la confianza" de CiU "si cumple aquello que dice que hará y si hace aquello que nosotros entendemos que conviene al país".

Entre las acciones que Rodríguez Zapatero debería emprender para cultivar mejores relaciones políticas con CiU, Duran ha citado el cumplimiento del Estatuto catalán, la publicación de las balanzas fiscales y un buen acuerdo sobre el nuevo sistema de financiación para Cataluña.

A este respecto ha señalado que "buena parte de la negociación" sobre la financiación debe enmarcarse en la "bilateralidad" entre Gobierno español y Ejecutivo catalán, si bien "las Cortes no deben ser ajenas ni al debate ni al resultado".

Políticas sociales, energéticas y del agua serán otros elementos que CiU exigirá poner sobre la mesa a Rodríguez Zapatero.

Por otra parte, Duran ha aprovechado su carta web de hoy para salir en defensa de la Constitución: "Cuando pienso en las maneras de actuar, las formas y los contenidos de los debates de los dos principales partidos de ámbito estatal, PP y PSOE, vienen ganas de gritar: ¡Viva la Constitución!"

Pese a respetar a quien opina que la Carta Magna es "el peor de todos los males" y que "encorseta" la nación catalana, Duran ha dicho preferir que "no la toquen, que la dejen como está".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad