Viernes, 4 de Abril de 2008

El Villarreal ha sumado el setenta por ciento de puntos a domicilio en el último año

EFE ·04/04/2008 - 13:16h

EFE - Los jugadores del Villarreal celebran el gol de Nihat, segundo del encuentro, durante el partido con el Atlético de Madrid en el estadio de El Madrigal.

El Villarreal, segundo clasificado de la Liga, que afronta esta semana y la que viene un doble desplazamiento para jugar contar el Sevilla y el Almería, ha sumado en el último año casi un setenta por ciento de los puntos disputados a domicilio.

El equipo que entrena Manuel Pellegrini ha sumado exactamente un 68 por ciento de sus puntos como visitante, al haber disputado en estos doce meses un total de diecinueve partidos a domicilio, cinco en la pasada campaña y catorce en la actual.

En la pasada campaña ganó cinco y perdió tan sólo uno, mientras que este año lleva un balance favorable con nueve victorias y cinco derrotas, por lo que el balance global es de trece triunfos y seis partidos perdidos.

La anécdota es que en todo el año, el Villarreal no ha empatado uno sólo de los partidos que ha jugado lejos del campo de El Madrigal, ya que su última igualada se produjo en su visita al Betis, con el que empató a tres en el campo de La Cartuja ya que el estadio bético estaba clausurado y que se jugó el 31 de marzo de 2007.

El pasado año, tras una derrota en Getafe por 3-0 sufrida el 15 de abril, el equipo ganó al Nástic de Tarragona, Osasuna, Valencia y Sevilla.

Este año, las victorias las ha conseguido ante Valencia, Mallorca, Racing de Santander, Atlético de Madrid, Getafe, Murcia, Athletic de Bilbao, Barcelona y Levante, mientras que ha perdido frente a Osasuna, Zaragoza, Valladolid, Espanyol y Real Madrid.

Precisamente, el partido perdido por 3-2 en el estadio Santiago Bernabéu frente al Real Madrid ha sido el último en el que el club que preside Fernando Roig acabó un partido de Liga con derrota.

Este balance de más de dos puntos obtenidos por partido disputado le ha permitido encaramarse a la segunda posición de la Liga española y mantener algunas, aunque lejanas, aspiraciones de dar alcance al Real Madrid, líder de la Liga.

El conjunto madrileño aventaja al equipo villarrealense en seis puntos, que se convierten en siete porque la diferencia particular de goles entre ambos conjuntos favorece al Real Madrid.

El Villarreal ha mostrado una línea coherente entre sus actuaciones ligueras a domicilio y las de la Copa de la UEFA, torneo en el que ha disputado cuatro partidos fuera de casa, todos ellos en esta temporada, de los que ha ganado tres y perdido uno sólo, lo que mejora los registros de la Liga con la teórica obtención del 75 por ciento de los puntos.

El equipo de La Plana ganó lejos del campo de El Madrigal al Bate Borisov bielorruso, al Mlada eslovaco y al AEK de Atenas griego, para perder únicamente ante los rusos del Zenith de Leningrado.

Menos efectivo ha sido el equipo villarrealense en la Copa del Rey, en la que ganó un partido ante Las Palmas, de Segunda División, por 2-4 y perdió a continuación ante el Recreativo y el Barcelona por 1-0.

La derrota contra el equipo andaluz no le impidió la clasificación, mientras que perder contra el Barcelona supuso su eliminación del torneo copero.

Por todo ello, en el conjunto de todas las competiciones, el Villarreal sigue sin empatar, con un balance en un año de diecisiete victorias y nueve derrotas.

De aquí al final de la Liga, el conjunto de Manuel Pellegrini tiene cinco oportunidades para mejorar sus registros y las dos primeras son las más complicadas en función de la clasificación de sus rivales, ya que debe jugar contra el Sevilla esta semana y en Almería, la siguiente.