Viernes, 4 de Abril de 2008

El deseado encuentro con Bush que nunca ocurrió

Zapatero abandonó Bucarest antes de concluir la reunión sobre Afganistán

ANA PARDO DE VERA ·04/04/2008 - 07:49h


El cacareado encuentro que el presidente de EEUU, George Bush, iba a mantener con su homólogo español, José Luis Rodríguez Zapatero se quedó en el “¡Hola, felicidades!” pronunciado por el estadounidense el miércoles por la noche en Bucarest.

Zapatero se marchó ayer de la Cumbre de la OTAN antes de concluir la reunión sobre Afganistán, que se celebró después de comer y de la rueda de prensa en la que el jefe del Ejecutivo en funciones todavía aseguró a los periodistas que vería a Bush “seguramente” porque aún quedaba Cumbre por celebrar. No fue así.

La sensación que queda es que el presidente español jugó a promocionar un encuentro que sabía que no se produciría, mientras que su entorno trataba de minimizar la expectación creada tras la llamada del mandatario norteamericano al español para felicitarle por su victoria electoral.

Ayer mismo, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a las preguntas de los periodistas sobre si se habría producido la cita, más allá del saludo de la cena inaugural, aseguró que el Gobierno nunca había confirmado que tal reunión –informal, como máximo– se produciría en la capital rumana.

Sin embargo, un repaso de los hechos permite sostener el interrogante que circulaba ayer en la delegación española de por qué el presidente –y, al principio en Bruselas, también sus colaboradores– alimentó las expectativas de la foto Bush-Zapatero “charlando”, como él dijo que harían.

Efectivamente, el 14 de marzo, durante su estancia en Bruselas y después de recibir un telegrama de felicitación por el 9-M de la Casa Blanca, el jefe del Ejecutivo español recibe una llamada inesperada de la Casa Blanca, en la que Bush le reitera su enhorabuena y quedan en verse en Bucarest para “charlar”, según Zapatero.

Conforme pasaron los días, la agenda del presidente permaneció en blanco donde debía decir “Reunión con Bush”. Y mientras la diplomacia española trataba de rebajar las expectativas creadas, Zapatero reiteraba que “seguramente” se reunirían. Pero nada. ¿Habrá viaje a Washington?

Noticias Relacionadas