Viernes, 4 de Abril de 2008

Adena dice que el lince fallecido en Doñana murió de hambre y critica a la Junta

EFE ·04/04/2008 - 03:30h

EFE - Adena dice que el lince fallecido en Doñana murió de hambre y critica a la Junta. En la foto, un cachorro de lince descansa en el parque zoólogico de Skansen, en Estocolmo, Suecia.

WWF/Adena ha denunciado esta noche en un comunicado que "Clavo", el lince ibérico que ha aparecido muerto en la zona de San Olalla, en pleno corazón del Espacio Natural de Doñana, ha fallecido de hambre, por lo que ha censurado la actuación de la Junta de Andalucía y ha anunciado que la denunciará en la UE.

Un comunicado de este grupo conservacionista sostiene que las últimas "informaciones no oficiales" sobre la muerte de este lince "parecen confirmar" que habría fallecido al quedarse atrapado dentro del cercado construido por la Junta de Andalucía cerca de la Laguna de Santa Olalla para liberar en esta zona linces traídos desde Sierra Morena.

Habría fallecido al quedarse atrapado dentro del cercado construido por la Junta de Andalucía

Este traslado (traslocación, según la denominación científica) no llegó a realizarse pues la Junta decidió realizarlo antes en la zona de Coto del Rey, donde la población de linces se quedó el año pasado sin machos tras un brote de neumonía felina.

Para WWF/Adena resulta "incomprensible" que "Clavo", que como la mayoría de los que sobreviven en Doñana portaba un radiotransmisor, "haya permanecido encerrado tanto tiempo como para acabar muriendo en un cercado localizado en la zona de máxima protección y vigilancia" de Doñana.

Añade que esta muerte significa "seguramente la pérdida del único macho" de lince ibérico que quedaba en la Reserva Biológica de Doñana, considerada una zona prioritaria para este felino porque está alejada de las carreteras y de otras amenazas externas, "lo que supone una pérdida enorme" para el futuro de la población de linces de Doñana.

El secretario general de WWF/Adena, Juan Carlos Olmo, dice en el comunicado que le resulta "absolutamente inaceptable e incomprensible que mientras la Junta de Andalucía pretende traslocar (trasladar) linces desde Sierra Morena deje morir a los pocos que aun quedan en Doñana".

"La Junta y el Parque Nacional de Doñana deben explicar como se ha producido esta negligencia sobre el felino más amenazado del mundo en uno de los parques nacionales en teoría más protegidos de Europa", concluye el comunicado.

Técnicos de la Consejería andaluza de Medio Ambiente y de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) localizaron el miércoles por la tarde el cadáver de este macho de lince ibérico de dos años en la zona de Santa Olalla, en pleno corazón del Espacio Natural de Doñana que engloba los parques nacional y natural.

Noticias Relacionadas