Jueves, 3 de Abril de 2008

La Haya absuelve a un héroe de los kosovares

No había pruebas contra el ex primer ministro Haradinaj

GUILLEM SANS MORA / AGENCIAS ·03/04/2008 - 21:13h

AFP - Lahi Brahimaj a la salida de los tribunales.

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia absolvió ayer al ex primer ministro de Kosovo y antiguo guerrillero albanokosovar Ramush Haradinaj de crímenes de guerra y contra la humanidad durante la guerra de 1998-1999.

Los jueces absolvieron asimismo al antiguo miembro de la guerrilla Idriz Balaj, que estaba acusado de tortura, asesinato y violación, pero condenaron al también ex guerrillero Lahi Brahimaj -tío de Haradinaj- a seis años de prisión por tortura y tratamiento cruel en relación al maltrato de dos prisioneros.

De 49 años y considerado un héroe por los albanokosovares, Haradinaj es el ex militar de más alto rango del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) que ha sido juzgado por su papel en la guerra.

Fue absuelto porque los jueces concluyeron que la acusación no ha logrado demostrar que hubo una campaña deliberada para matar y expulsar a civiles serbios de Kosovo.

"Los asesinatos y ataques no tuvieron una dimensión o una frecuencia como para concluir que había un ataque contra la población civil", dijo el juez Alphons Orie al leer el veredicto.

Los serbios huyeron más por miedo a ser cazados en medio del conflicto que porque estuvieran siendo directamente atacados, según Orie.

Los jueces también argumentaron que de los 30 asesinatos incluidos en el acta de acusación, solamente en siete se pudo comprobar la implicación de las fuerzas del ELK.

Uno de los jueces de la sala mostró su discrepancia respecto a la absolución de Balaj, y señaló que se le debería considerar culpable del asesinato de dos hermanas.

El veredicto fue recibido con aplausos y gritos de alegría por la gente que abarrotaba la galería pública de la sala.

Testigos intimidados

La Fiscalía había pedido sentencias de 25 años para Haradinaj y sus compañeros. Durante el juicio, la defensa alegó que los objetivos de Haradinaj fueron siempre militares, no civiles.

El juez admitió que se han dado casos de testigos que han sido intimidados, por lo que algunos declinaron declarar. Ello hizo que los fiscales en ocasiones tuvieran que basar sus pruebas en testigos en lugar de víctimas.

Haradinaj -elegido primer ministro a finales de 2004-, se entregó voluntariamente al TPIY en marzo de 2005, tras conocerse su imputación.

Un socio fiable de la ONU hasta su detención

Los albanokosovares consideran a Ramush Haradinaj, de 49 años, un héroe por haber luchado en el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) contra Milosevic.

En Kosovo se le conoce por su nombre de pila. Ramush fue suboficial del Ejército yugoslavo, pasó nueve años en Suiza, donde un tío suyo tenía una constructora, y dirigó el ELK en Pec. Dos de sus hermanos murieron en ataques serbios. Se le atribuyen contactos con el Ejército y los servicios secretos de EEUU durante el conflicto de Kosovo en 1998 y 1999.

Tras la guerra se integró en el Cuerpo de Protección de Kosovo, creado por la ONU y la OTAN para reciclar a los guerrilleros. Concebido por sus fundadores como un servicio de protección civil, al poco de su fundación empezaron a multiplicarse en él los casos de chantajes, cobro de impuestos ilegales y acciones terroristas.

Ramush empezó su carrera política en el partido del primer ministro de Kosovo, Hashim Thaçi, pero fundó otro partido con el que llegó a la jefatura del Gobierno en 2004. Hasta su traslado a La Haya, la misión de la ONU le consideró un socio fiable para mantener la estabilidad.