Jueves, 3 de Abril de 2008

Otro error judicial permite que un violador reincida

La Audiencia de Zamora condenó al agresor a siete años de cárcel pero no solicitó su prisión preventiva

PÚBLICO.ES ·03/04/2008 - 21:00h

Un error judicial por parte de la Audiencia Provincial de Zamora, que no solicitó prisión preventiva tras dictarse la sentencia, propició que un violador condenado a siete años de prisión abusara sexualmente de una menor en Palencia cuando se encontraba en libertad. Lo denunció ayer el abogado Luis Antonio Calvo, de la Asociación Clara Campoamor, quien ejerce la acusación particular y popular.

Los hechos ocurrieron el 4 de diciembre de 2006, cuando J.G.F.C. fue detenido en Palencia por la Policía Nacional, tras ser denunciado por una joven de 17 años. La chica fue violada aquel mismo día a primera hora de la mañana, en una zona céntrica de la ciudad.

Después de la agresión, la víctima aportó "datos físicos relevantes" para poder identificar al hombre, quien fue detenido dos semanas después. Fue entonces cuando se descubrió que sobre él pesaba una orden de búsqueda y captura por orden de la Audiencia de Zamora desde hacía año y medio, por un caso de la misma naturaleza.

Luis Antonio Calvo señaló que este hecho provoca "frustración" porque "son delitos graves que se podían haber evitado y, a lo mejor no se habían puesto todos los medios" para tratar de localizar al prófugo. En la misma línea, el letrado manifestó que "resulta extraño" y "sorpresivo" que, antes del juicio, J.G.F.C. no estuviera en prisión preventiva por un delito tan grave como es el de violación. Y más aún después, cuando ya había una sentencia condenatoria. Por ese motivo, la Asociación Clara Campoamor exigirá la responsabilidad civil del Estado, mediante un contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, informa Efe.

Que se aplique la justicia

"Pocas explicaciones puedes dar en un caso así", recalcó Calvo, que reconoció que la víctima se encuentra ahora más tranquila porque "sabe" que el presunto agresor está en prisión y" pretende que se aplique la justicia con toda su fuerza".

Aun así, el abogado Luis Antonio Calvo recalcó que este caso "no es comparable" al de la muerte de la pequeña Mari Luz Cortés, porque en el caso de la niña de Huelva "son más evidentes la existencia de estos errores" judiciales, informa Europa Press.

El letrado hizo hincapié en que sólo se trataba de "prever lo que podía pasar" porque "había indicios más que suficientes para pedir la prisión provisional desde el primer momento". Por otro lado, Calvo explicó que desde que se celebra el juicio hasta que se pide la pena, pasa un largo período de tiempo. De esta manera, este intervalo transcurrido "puede ser utilizado por el condenado para desaparecer y eludir la justicia".

Solventar los errores

La solución pasa, para el abogado Luis Antonio Calvo, porque todos los empleados de la administración de justicia se den cuenta de que las cosas pasan porque "algo que quizá no tiene trascendencia como solicitar la prisión provisional en un principio puede tener consecuencias graves". Por ello, la previsión resulta imprescindible.

J.G.F.C. acumulará la pena de siete años de cárcel dictada por la Audiencia Provincial de Zamora, más la que le adjudique ahora la Audiencia de Palencia, ya que aún está por determinar la fecha del juicio. El hombre se encuentra ahora en prisión incondicional.

Noticias Relacionadas