Jueves, 3 de Abril de 2008

El descanso del guerrero

EFE ·03/04/2008 - 11:29h

EFE - Interior de la Bolsa de Madrid.

Después de subir más del 4 por ciento en las dos sesiones anteriores, la bolsa española apostó por recoger beneficios, bajó el 0,72 por ciento y terminó por encima de 13.700 puntos.

Tras el alarde de los días previos, en los que consiguió superar la resistencia -nivel que frena las subidas- de 13.500 puntos, el mercado decidió tomarse un respiro antes de intentar asaltos mayores, como la cota de 14.000 puntos.

Por eso, desde el comienzo de la sesión y siguiendo el ejemplo de Wall Street en la víspera y de las plazas europeas esta mañana, la bolsa apostó por vender, por convertir parte de las plusvalías acumuladas que portaba y por descansar.

Contribuyeron a deshacer las ganancias el descenso de las ventas minoristas europeas en febrero y el empeoramiento del mercado laboral estadounidense al aumentar las peticiones de subsidios de desempleo de 369.000 a 407.000, aunque estos malos datos fueron compensados por la mejoría en los servicios estadounidenses en marzo, aunque este sector siga en contracción.

De esta manera, sin que el euro ni el petróleo presionaran al mercado, el principal indicador del mercado nacional, el Ibex-35, bajó 99,80 puntos, el 0,72 por ciento, hasta 13.738,90 puntos.

En Europa, con el euro a 1,566 dólares, Fráncfort perdió el 0,53 por ciento; París, el 0,49 por ciento; Londres, el 0,42 por ciento, y Milán, el 0,11 por ciento.

Todos los grandes valores bajaron: Iberdrola, el 1,61 por ciento, perjudicado por un informe negativo; Telefónica, el 0,73 por ciento; BBVA, el 0,68 por ciento; Banco Santander, el 0,52 por ciento, y Repsol, el 0,17 por ciento.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad