Jueves, 3 de Abril de 2008

Los pasillos de la cumbre

Las dos ex repúblicas soviéticas tienen que esperar por la oposición de Francia y Alemania

ANA PARDO DE VERA ·03/04/2008 - 17:44h

En la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno en Bucarest se ha hablado de <a href="http://www.publico.es/065503/bush/pide/tropas/otan/luchar/terrorismo/afganistan">Afganistán</a> y también de la <a href="http://www.publico.es/065879/otan/acepta/ingreso/albania/croacia/grecia/veta/macedonia">incorporación de Croacia y Albania</a>. Pero también ha habido tiempo para los saludos y hasta las carcajadas entre los líderes. El más risueño ha sido Bush, presidente de EEUU. En la imagen, dos dirigentes que están a punto de acabar su mandato: el propio Bush y Romano Prodi, primer ministro de Italia. EFE


Condoleeza Rice, secretaria de Estado de EEUU, junto a George Bush en un momento de la cumbre de la OTAN.AFP


Los líderes de los países que forman parte de la OTAN siguen divididos acerca del ingreso de <a href="http://www.publico.es/065879/otan/acepta/ingreso/albania/croacia/grecia/veta/macedonia">Georgia y Ucrania</a>. En la imagen, Mikheil Saakashvili, presidente de Georgia, se cubre la cara con las manos ante la mirada divertida de Bush. AFP


El primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, y el presidente de EEUU, George Bush, escuchan la intervención de algunos invitados en una sesión de trabajo en la cumbre de la OTAN en Bucarest. AFP


George Bush junto a la presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, durante un almuerzo en la cumbre de la OTAN en Bucarest. REUTERS


La canciller alemana Angela Merkel habla con el presidente de Polonia, Lech Kaczynski. REUTERS