Jueves, 3 de Abril de 2008

La AEB destaca la buena salud de la banca española ajena a la crisis seria de liquidez y crédito mundial

EFE ·03/04/2008 - 14:21h

EFE - Vista del logotipo del Grupo Santander en los alrrededores de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, en Madrid.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, destacó hoy que la crisis "muy seria" de liquidez y crédito que recorre los mercados es "extraña y ajena al modelo bancario español" y agregó que era "predecible", por la subestimación del riesgo, y es "tradicional" en sus fundamentos.

En una rueda de prensa en la que se informó de que los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio neto atribuido conjunto de 18.877,4 millones de euros en 2007, lo que implica un incremento del 19,82 por ciento en comparación con el ejercicio anterior, la asociación y su presidente valoró la "excelente situación" de la banca española ante las turbulencias financieras internacionales.

Los bancos españoles no tiene inversión en "productos tóxicos", ni vehículos financieros fuera del balance que se supervisa, ni riesgo reputacional por venta a sus clientes, añadió.

Además, disfrutan de "solidez de modelo de negocio" gracias a una prudente gestión del riesgo, operan dentro de un sector muy competitivo, eficiente y tecnológicamente avanzado, y disfrutan de "fortaleza" de en sus balances, alta rentabilidad recurrente, "exceso real" de recursos propios, baja morosidad y muy alta cobertura, destacó la AEB.

Martín, que señaló que 2007 fue "un año que marca diferencias", agregó que la crisis es "un accidente" que obedece a la subestimación del riesgo y los esfuerzos realizados en algunas entidades para que "los riesgos desaparezcan de los balances" dentro de sistemas bancarios "en la sombra", sin supervisión ni requisitos y, además, eran "muy rentables".

La crisis de liquidez debe atenderse con transparencia e información, para que el sistema interbancario funcione adecuadamente y vuelva la confianza a los mercados, añadió.

Martín repasó como se llegó a una crisis "muy seria" de liquidez y crédito, que nació con las hipotecas de baja calidad en Estados Unidos y se debe también a las "utilización abusiva de la secularización" para desarrollar el modelo de banca "originar para distribuir".

Ambos factores se han desarrollado en un ambiente de "regulación laxa" en los mercados financieros y bancarios de determinados países, lo que ha provocado reducciones en los créditos y que los bancos tengan que hacer frente a problemas de liquidez y pérdidas por los productos afectados, si bien es "ajena al modelo español".

A pesar de ser especialmente profunda para las entidades que utilizaban el modelo "originar para distribuir", era "predecible y anticipada" por los bancos involucrados, mientras las entidades españoles han tenido "un ejercicio excelente" y han logrado unos resultados que permiten mirar con tranquilidad al futuro después de que "todos los bancos" hayan avanzado en su estrategia.

En España, subrayó, las hipotecas "han sido bien concedidas" y existen acentuadas provisiones sobre activos, dentro de un sistema bancario donde la liquidez es "demostrable",