Jueves, 3 de Abril de 2008

Las marcas claman contra el presidente de la FIA

EFE ·03/04/2008 - 11:52h

EFE - El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley.

Los fabricantes automovilísticos BMW, Mercedes Benz, Toyota y Honda, todos ellos envueltos en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, se han mostrado hoy muy críticos con el presidente de la Federación Internacional (FIA), el británico Max Mosley, y creen que no debe continuar al frente de este organismo por su supuesta orgía sadomasoquista con tintes nazis.

Las cuatro han emitido hoy sendos comunicados en los que consideran insostenible a Mosley como presidente de la FIA.

Para BMW y Mercedes Benz, que lo han hecho de forma conjunta, "el contenido de lo que se ha publicado es repudiable". "Nos distanciamos explícitamente como empresa de ello", afirmaron ambas.

Lo ocurrido afecta a Mosley "en lo personal y como presidente", prosiguen, por lo que esperan "una reacción de los gremios relevantes de la FIA" ante lo que consideran una situación "insostenible" para el mundo del motor.

En respuesta a este comunicado, Mosley respondió con dureza a BMW y Mercedes en declaraciones a la agencia Reuters: "Dada la historia de BMW y Mercedes Benz, particularmente antes y después de la segunda Guerra Mundial, comprendo por qué ambas quieren distanciarse de lo que ellos correctamente describen como 'el repudiable contenido de esas publicaciones'."

"Desafortunadamente, no se han puesto (BMW y Mercedes) en contacto conmigo antes de hacer público su comunicado para saber si ese contenido era verdadero", agregó Mosley.

"Sin duda, la FIA responderá de la misma manera que yo haré con el periódico en cuestión", señaló el presidente de la FIA.

El fabricante japonés Toyota también duda que Mosley deba seguir en la presidencia de la Federación. "Toyota Motorsport desaprueba cualquier tipo de comportamiento que pueda dañar la imagen de la Fórmula Uno, y en particular cualquiera que pueda ser entendido como racista o antisemita", asegura.

"Los altos cargos del deporte o los negocios, incluido el deporte del motor, deben basarse en el buen comportamiento. Una vez conocidos todos los hechos, corresponde ahora a la FIA decidir si el señor Mosley ha cumplido con las obligaciones morales que su puesto de presidente le atribuyen", añade.

Honda también considera que "es necesario que los altos cargos del deporte y los negocios respeten los más altos estándares de conducta para poder cumplir sus obligaciones con integridad y respeto".

"El equipo Honda Racing F1 está extremadamente decepcionada con los recientes sucesos que han rodeado al señor Mosley y creemos que se ha dañado la reputación de la Fórmula Uno y de quienes participan en este campeonato", afirma.

Por ello, el equipo japonés solicita a la FIA que "considere con cuidado este asunto y tome una inmediata decisión por el bien de los intereses de la Fórmula Uno y del deporte del motor".

El pasado domingo el tabloide británico 'News of the World" publicó extractos de un vídeo en el que aparecen imágenes gráficas de Mosley mientras participa en una "orgía depravada al estilo nazi con cinco prostitutas en una mazmorra de tortura".

En el mencionado vídeo, de cinco horas de duración, se ve cómo Mosley, de 67 años, "interpreta el papel de comandante en un campo de concentración" y, entre otras cosas, "da órdenes en alemán a las prostitutas, a las que golpea en el trasero con un látigo".

El propio Mosley remitió una carta a la FIA en la que no niega su participación en el encuentro, sino sus referencias con el nazismo, afirmó que se querellará contra "News of the World" e insistió en su intención de permanecer al frente del organismo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad