Jueves, 3 de Abril de 2008

ERC descarta dar su apoyo a Zapatero pero hará "tabla rasa" tras la investidura

EFE ·03/04/2008 - 09:27h

EFE - El Rey charla con el líder de ERC en el Congreso, Joan Ridao, con quien se reunió hoy dentro de la ronda de consultas que va a mantener con los distintos grupos de la Cámara Baja para la investidura del presidente del Gobierno la próxima semana.

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha descartado hoy respaldar la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como jefe del Ejecutivo después del "bienio negro" de la última legislatura, aunque esa falta de apoyo no condiciona la posibilidad de llegar a acuerdos puntuales con el PSOE en el futuro.

Ridao se ha reunido hoy en el Palacio de la Zarzuela con el Rey para hablar de la investidura y con quien ha mantenido una conversación "muy franca", cordial y distendida.

En un posterior encuentro con la prensa, Ridao ha recordado el balance "agridulce" de la pasada legislatura para los republicanos catalanes, con un primer "bienio progresista" del que ERC se siente muy satisfecha y un segundo "bienio negro", marcado por las diferencias con la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña y las "promesas incumplidas" del PSOE.

Por eso, y dado el precedente de esos dos últimos años, ERC no dará "en ningún caso" su voto afirmativo en la investidura de Zapatero.

No obstante, conscientes de que el PSOE es el "mal menor", ERC podría cambiar su inicial voto negativo hacia una abstención en la medida en la que los socialistas acepten las condiciones planteadas por el propio Ridao en la reunión que mantuvo ayer en el Congreso con los dirigentes del principal partido.

Ha recordado, al respecto, que ERC desea una mejora de la financiación autonómica catalana, la publicación de las balanzas fiscales, una mejoría en el gasto social para que se eleve al 27 por ciento de la media europea y que se pueda hablar en catalán en las Cortes Generales.

Sólo la publicación de las balanzas fiscales ha sido admitida por el PSOE, ha añadido Ridao, a quien ayer le explicaron los dirigentes socialistas que no tienen ningún complejo en acudir a una segunda vuelta para que Zapatero sea investido con mayoría simple.

Con todo, ERC está dispuesta a hacer "tabla rasa" con el PSOE después de la investidura y no descarta que, puntualmente, pueda apoyar alguna iniciativa que beneficie a Cataluña o al interés general.