Jueves, 3 de Abril de 2008

Adena pide un plan de emergencia tras el segundo lince muerto en Doñana este año

EFE ·03/04/2008 - 14:29h

EFE - Un lince ibérico en Doñana.

WWF/Adena ha reiterado hoy su solicitud de que se implemente un plan de emergencia "para salvar al lince ibérico en Doñana" después de que hoy se haya conocido el fallecimiento de un joven ejemplar, el segundo en lo que va de año, según esta organización ecologista.

Pese a las buenas noticias por el nacimiento reciente de varios cachorros en la zona de Coto del Rey WWF/Adena advierte de que la población de este felino en Doñana "está en una situación de extrema gravedad" por lo que demanda "aplicar de manera urgente medidas para que la situación no sea irreversible", según un comunicado de esta asociación.

El lince muerto ayer tarde en la zona de Santa Olalla, en pleno corazón del Espacio Natural de Doñana, era un macho de dos años conocido como "Clavo" y es, según WWF-Adena, el segundo ejemplar de este felino hallado muerto en Doñana este año tras el encontrado en febrero en el Camino del Villar, entre las localidades jiennenses de Bonares y Mazagón.

"Clavo" fue encontrado muerto cerca de la Laguna de Santa Olalla, dentro de la Reserva Biológica de Doñana, según el comunicado, que recuerda que en esta zona ya fueron encontrados muertos 4 linces en los años ochenta y que el último fallecimiento de linces en esta zona ocurrió en octubre de 2005, cuando se halló el cadáver de "Lucía", una hembra de 8 años, que murió por moquillo.

Según información de la Consejería de Medio Ambiente, desde 2000 la población de linces de Doñana se ha visto mermada en 45 ejemplares, "unas cifras que demuestran que, pese a los nacimientos habidos, la situación del lince es de extrema gravedad en Doñana", según el comunicado.

WWF/Adena exige a la Junta de Andalucía que, de manera urgente, "ponga en marcha un Plan de Emergencia que recoja medidas efectivas para recuperar la población de linces de Doñana y revierta la situación de declive progresivo de esta población".

Este plan deberá contener medidas para reducir la mortalidad no natural, un plan de movilidad sostenible y la mejora de los hábitats del lince, con la creación de nuevos corredores ecológicos y la finalización del Corredor Verde del río Guadiamar.