Jueves, 3 de Abril de 2008

Zapatero resta importancia a la segunda vuelta y prioriza la fidelidad a los principios

EFE ·03/04/2008 - 14:20h

EFE - El secretario de Organización del PSOE, José Blanco.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha restado hoy importancia a su investidura en primera o segunda vuelta al asegurar que lo fundamental es la fidelidad a los principios y al programa socialista y la capacidad de diálogo, que se mantendrá en cualquiera de los dos casos.

En rueda de prensa en Bucarest, donde participa en la Cumbre de la OTAN, Zapatero ha subrayado su disposición a dialogar tanto con los grupos que le apoyen como con los que se abstengan en su investidura, cuyo debate comenzará en el Congreso el próximo 8 de abril.

"Mi deseo es salir elegido en la investidura y voy a tener con seguridad el apoyo del grupo socialista, un apoyo amplio, el apoyo de más de once millones de ciudadanos", ha reiterado, convencido de que en la tarea de Gobierno y en la estabilidad del Ejecutivo puede ser útil tanto la primera como la segunda vuelta.

En este contexto, ha recordado comentarios que ha escuchado después de que José Bono saliera elegido presidente del Congreso en segunda vuelta y que auguran una legislatura difícil y de tensión.

En su opinión, no hay que hacer juicios a priori porque "a lo mejor sucede lo contrario" si se sigue el ejemplo de la pasada legislatura, caracterizada por la tensión a pesar de que Manuel Marín obtuvo en primera vuelta una mayoría absoluta amplia.

Zapatero ha insistido en que no ve "grandes diferencias" entre ser investido en primera o en segunda vuelta y ha asegurado que en las conversaciones que mantenga con los líderes políticos ante esa cita les garantizará que su objetivo es llevar adelante un programa que responda lo más fielmente posible a las promesas hechas a los ciudadanos durante la campaña electoral.

Les trasladará además su intención de mantener la máxima capacidad de diálogo con todas las fuerzas políticas y de ser el primero en contribuir a que en esta legislatura haya menos crispación.