Jueves, 3 de Abril de 2008

De Hoop Scheffer asegura que "la familia aliada continuará ampliándose"

EFE ·03/04/2008 - 09:56h

EFE - La canciller alemana, Angela Merkel (i), y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, conversan al comienzo de la sesión inaugural de la cumbre de la OTAN, hoy en Bucarest.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Jaap de Hoop Scheffer, recordó hoy que "la puerta de la OTAN" ha estado abierta desde su fundación y aseguró que la "familia aliada continuará ampliándose" después de Bucarest.

En la apertura de la cumbre atlántica, que hoy invitará formalmente a Croacia y Albania a negociar su adhesión a la OTAN, De Hoop Scheffer puso énfasis en que "Europa debe permanecer unida y segura", en referencia al propósito de seguir incorporando nuevos miembros.

La oposición de Grecia impedirá hoy que los líderes aliados extiendan la invitación a un tercer país candidato, Macedonia, que no podrá iniciar negociaciones de adhesión mientras no se resuelva la disputa bilateral con Atenas en torno al nombre de la república ex yugoslava.

Tampoco hay acuerdo de momento entre los Aliados sobre la pretensión de Ucrania y Georgia de iniciar los preparativos para la adhesión.

El presidente rumano, Traian Basescu, se refirió en su discurso introductorio ante los gobernantes a la necesidad de que la OTAN consolide sus relaciones con los países con los que comparte los mismos valores pero no son todavía miembros.

Por su parte, De Hoop Scheffer subrayó "la prioridad" que constituye Afganistán para todos los países de la OTAN y la "determinación" a permanecer en Kosovo para "asegurar la estabilidad en esta fase crítica" tras la independencia no reconocida por Serbia.

El secretario general de la OTAN recordó igualmente que los líderes aliados deben debatir en esta cumbre sobre nuevos desafíos de seguridad, en particular qué papel debe desempeñar la defensa antimisiles y la protección frente a ataques cibernéticos, y qué valor añadido puede aportar la Alianza en la protección de las infraestructuras energéticas vitales.

Todo ello confirma, dijo, el "lugar central" que la OTAN continúa ocupando en el sistema mundial como "motor indispensable de la seguridad".