Jueves, 3 de Abril de 2008

El Tau apurará ante el Partizán su primera oportunidad de sacar el billete para Madrid

EFE ·03/04/2008 - 10:21h

EFE - El pívot montenegrino del Partizán Igokea de Belgrado Slavko Vranjes (2d) intenta taponar una entrada del escolta serbio Igor Rakocevic (d), del Tau Vitoria, en el primer partido de los playoff de cuartos de final de la Euroliga.

El Tau Cerámica dispondrá hoy de la primera de sus dos oportunidades de sacar el billete para la final entre cuatro de Madrid, para lo cual tendrá que sumar el segundo punto de la eliminatoria ante el Partizán en la 'ardiente' cancha del Pabellón 'Pionir' de Belgrado.

El partido se presume muy competido e intenso, porque el equipo serbio del técnico montenegrino Dusko Vujosevic se juega su último 'cartucho' para optar a la final de la Euroliga que se disputará en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid entre los días 2 y 4 del próximo mes de mayo.

El equipo vitoriano cuenta con un 1-0 a su favor después del triunfo obtenido ayer en el 'Fernando Buesa Arena' por 74-66, algo que se quiere olvidar cuanto antes, para ponerse a pensar desde ahora mismo en el segundo encuentro de la serie de cuartos de final que se jugará este jueves en el Pabellón 'Pionir' de la capital de Serbia.

"Debemos preparar bien el partido de hoy si queremos rematar la serie, para lo que intentaremos jugar mejor en ataque, a la vez que trataremos de mantener nuestra buena labor en defensa", explicó el entrenador baskonista, el croata Neven Spahija.

La expedición del Tau Cerámica llegó al aeropuerto de Belgrado al filo de las 3:30 horas de la madrugada de hoy, en un vuelo especial fletado por el club que preside Josean Querejeta.

Los baskonistas aterrizaron en la capital serbia con una hora de adelanto sobre su rival y anfitrión, el Partizán, que tuvo algunos problemas con la tarjeta de crédito a la hora de llenar el depósito de fuel de su avión en el aeropuerto de Vitoria-Foronda.

El entrenador del combinado serbio, Dusko Vujosevic, también tiene puestas sus esperanzas en lograr el 1-1, para lo que, según adelantó, "podemos y debemos mejorar para así lograr la victoria en el segundo partido de la serie".

Pablo Prigioni, el base ítalo-argentino del Tau, también tiene puestas sus ilusiones en obtener una plaza para la final entre cuatro a celebrar en la capital de España, algo que supondría una hazaña muy importante para la escuadra de Vitoria porque sería ya la cuarta comparecencia consecutiva en este gran evento desde el año 2005.