Miércoles, 2 de Abril de 2008

"Ni se puede hacer, ni lo hemos hecho"

La patronal del pollo niega los pactos. El resto de la industria guarda silencio

A. M. VÉLEZ ·02/04/2008 - 23:04h

Federico Félix, presidente de la asociación que agrupa a los productores de pollo, Propollo, fue ayer el único portavoz de las industrias investigadas que valoró la apertura de los expedientes por parte de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Sólo la Interprofesional del Huevo (Inprovo) se limitó a recordar que las notas de prensa que alertaban de subidas de precio datan de mediados de junio y mediados de agosto y sólo informaban de la evolución de los precios.

El resto se remitió a lo que diga hoy la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), que ayer guardó silencio. “Ni se pueden pactar precios, ni lo hemos hecho”, dijo el presidente de Propollo, que argumentó que, de ser así, no habría desaparecido “el 80%” de las empresas del sector avícola en los últimos veinte años. Lo único que hizo Propollo, dijo Félix, fue “advertir de que el precio de las materias primas había subido disparatadamente”.

Sí valoraron la decisión del organismo que preside Luis Berenguer, y con alborozo, las organizaciones agrícolas Asaja, COAG y UPA, aunque pidieron “investigar más a fondo” y a todos los eslabones de la cadena alimentaria, no sólo la industria. En su punto de mira están las cadenas de distribución, que se han librado de los expedientes y a las que los representantes de los trabajadores del campo reprochan sus “escandalosos” márgenes, que en algunos casos superan el 1.000%.El director general de Política Comercial, Ignacio Cruz Roche, atribuyó en noviembre las subidas de precios directamente al proceso de fabricación. La distribución, dijo, “no está contribuyendo” a aumentar el impacto inflacionista de estos productos.

También celebraron esta actuación la Federación de Consumidores en Acción (Facua), la Unión de Consumidores de España (UCE) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que se apresuraron a recordar que fueron ellos los que denunciaron supuestas concertaciones de subidas de precios alimentarios.

Sin embargo, la apertura de la investigación preliminar de la CNC fue iniciativa del propio organismo. Las asociaciones de consumidores advirtieron de que las sanciones por incumplir la Ley de Competencia pueden ser millonarias. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad