Jueves, 3 de Abril de 2008

El Liverpool sale vivo del Emirates y el Fenerbahce sobrevive al Chelsea

EFE ·03/04/2008 - 00:47h

EFE - Steven Gerrard (i) del Liverpool lucha por el balón con Philippe Senderos (d) del Arsenal durante su partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol jugado en el estadio Emirates de Londres.

El Liverpool salió vivo del Emirates Stadium, de donde arrancó un empate a un gol contra un Arsenal que fue superior, en los cuartos de final de la Liga de Campeones, en los que aún sobrevive el Fenerbahce turco, que derrotó por 2-1 al Chelsea, tras remontar un gol en propia meta.

En Londres, el técnico español Rafa Benítez le ganó el duelo al francés Arsene Wenger en el primer tiempo, en el que maniató a Cesc Fábregas, el cerebro de los "cañoneros", pero se vio superado tras el descanso.

El Arsenal se adelantó en el minuto 23, por medio del togolés Emmanuel Adebayor, que remató de cabeza un saque de esquina, solo en el centro del área pequeña, pero la ventaja no le duró más que tres minutos.

En el 26, Steven Gerrard firmó una gran jugada en el área rival, que culminó con un centro que introdujeron en el fondo de la meta del español Manuel Almunia entre el holandés Dirk Kuyt y el defensa francés Gael Clichy.

Con el resultado favorable, el Liverpool se replegó y el Arsenal puso todo el juego. Fue muy superior en un segundo tiempo en el que Fernando Torres fue una isla en el ataque de los de Benítez.

El equipo londinense pudo reclamar un penalti de Dirk Kuyt, vio cómo un defensa rival le sacaba un balón sobre la línea de meta y, para mayor desesperación, cómo su delantero danés Nicklas Bendtner frenaba con su bota otro balón que ya entraba en la meta de Almunia.

El empate le da una ligera ventaja al Liverpool, sobre todo porque Benítez es un especialista en las eliminatorias a doble partido y toda la presión la tendrá el Arsenal.

En el otro encuentro de cuartos disputado hoy, el Fenerbahce logró una meritoria victoria sobre el Chelsea, que partió como claro favorito y, ahora, está obligado a derrotar al equipo turco en Stamford Bridge.

El triunfo del conjunto que dirige el brasileño Artur Antunes "Zico" tiene doble mérito, porque tuvo que superar el gol en propia meta que se marcó el también brasileño Deivid (m.13).